NASA astronauta
El astronauta Miguel López-Alegría reveló qué es lo que menos le gustó de formar parte del Ax-1. | Fuente: Twitter/Michael L-A

Ax-1, el primer vuelo espacial privado con rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS), se llevó a cabo el pasado abril y sentó las bases para una nueva era en lo que a misiones fuera de nuestro planeta respecta. Al respecto, Miguel López-Alegría, veterano astronauta de la NASA que comandó la operación a bordo de la cápsula Crew Dragon de SpaceX, comentó sobre su experiencia y reveló un dato que quedará para la posteridad.

A través de su cuenta personal de Twitter, López-Alegría aprovechó para comentar sobre su experiencia a bordo de la nave de la compañía aeroespacial de Elon Musk, dejando además una declaración que llamó la atención porque se trata de un aspecto que probablemente muchas personas se hayan preguntado en algún momento sin recibir respuesta alguna: ¿qué es lo peor de viajar al espacio?

“¿Lo mejor y lo peor de Ax-1?”

En su publicación del pasado 30 de agosto, el experimentado astronauta se animó a hablar de lo mejor y lo peor de haber formado parte del Ax-1. En su respuesta, López-Alegría destacó que escuchar a sus compañeros de tripulación conversar sobre la primera vez que vieron la Tierra desde el espacio fue lo mejor, pero lo peor desconcertó a varios.

“Lo peor: el baño. No es sorpresa, siempre es el baño”, dijo el astronauta que actualmente tiene el récord de mayor cantidad de caminatas espaciales entre los astronautas de la NASA con 10 oportunidades. La respuesta de López-Alegría llama la atención debido a su vasta experiencia en lo que a viajes espaciales respecta. Además del Crew Dragon de SpaceX, también estuvo a bordo del transbordador espacial y en la Soyuz.

La incomodidad de ir al baño en el espacio

El tener que ir al baño es, probablemente, uno de los aspectos más complicados e incómodos de estar en una nave espacial o en la ISS para los astronautas y la declaración de López-Alegría no hace más que confirmarlo. Los trajes espaciales y la microgravedad son factores que no colaboran durante esta tarea. De hecho, los ingenieros detrás del diseño de la Crew Dragon mencionaron que fue toda una odisea lograr que los baños de la cápsula funcionen correctamente.

En el pasado, la nave espacial de la compañía de Elon Musk tenía un sanitario poco práctico por un problema que se detectó durante la misión Inspiration4. Según lo que se reportó en aquel entonces, un tubo que enviaba la orina a un contenedor se averió y esto provocó una filtración sobre un ventilador que la esparció debajo del piso de la nave. Los astronautas no se percataron del inconveniente en el momento, pero SpaceX lo identificó en sus otras cápsulas.

En sí, el problema no era la orina esparcida sino el hecho de que el sistema la mezclaba con un desinfectante llamado monopersulfato de potasio, el cual podía llegar a provocar corrosión en los componentes de la nave en el caso de una exposición prolongada. Si bien no queda claro si lo mencionado por López-Alegría se debe a una experiencia en específico a bordo de la Crew Dragon, una cosa es segura: ir al baño es lo peor para un astronauta en el espacio según este veterano.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.