Izquierda: 4 de febrero. Derecha: 13 de febrero. | Fuente: NASA

Las altas temperaturas en la Antártida han causado preocupación entre la comunidad científica y sus efectos ya se pueden ver.

La NASA compartió imágenes de cómo el cambio brusco, con récords de temperatura de 18.3°C en la base argentina Esperanza, ha dejado estos efectos.

Así era el panorama el 4 de febrero. Imagen obtenida por Operational Land Imager (OLI). | Fuente: NASA
Días después el 13 de febrero. Imagen obtenida por Landsat 8. | Fuente: NASA

Mauri Pelto, glaciólogo del Nichols College, recordó que un calor tan persistente, que ocasiona el derretimiento posterior, no era común en la Antártida durante el siglo XXI. Sin embargo, cada año se vuelve más común.

Sepa más:
¿Qué opinas?