La NASA descubre abundancia de agua en la zona ecuatorial de Júpiter

Los resultados científicos de la misión espacial Juno arrojaron datos reveladores sobre la presencia de este recurso en el planeta más grande del Sistema Solar.

Los investigadores de la misión espacial Juno se basaron en la información obtenida por la sonda Galileo en 1995. | Fuente: NASA

A pesar de que las agencias espaciales han dedicado todos sus esfuerzos a idear planes de colonización en la Luna y Marte, esta investigación provocaría un cambio importante en el futuro de la humanidad fuera de la Tierra. Un informe de la NASA confirmó la presencia abundante de agua en la zona ecuatorial de Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar.

El reporte fue publicado el 10 de febrero en la revista Nature Astronomy y la NASA la compartió con mayor detalle el pasado martes 18 de febrero. Según los datos obtenidos por la misión espacial Juno, -programa que busca explorar novedades respecto a este planeta- se estima que en la región ecuatorial el agua constituye el 0,25% de las moléculas de la atmósfera de Júpiter, casi tres veces la del Sol.

Esta información sobre el enorme planeta es la primera en ser reportada por la agencia desde la misión Galileo en 1995. Dicho programa sugirió que, basándose en la presencia de los componentes del agua -oxigeno e hidrógeno- presentes en el Sol, Júpiter sería “extremadamente seco” en comparación con el gran astro.

Adicionalmente, el reporto arrojó datos interesantes sobre la posible formación de este recurso en el gigante gaseoso. La principal teoría indica que se debe a la cantidad de agua que absorbió el planeta durante su creación, un hecho que tiene relación directa con su meteorología y estructura interna. A pesar de que la sonda Voyager logró captar un rayo en la atmósfera de Júpiter en 1979, fenómeno que sugería la presencia de agua; estimar acertadamente las cantidades de este recurso seguía siendo complejo.

La nave espacial Juno se lanzó en 2011. Utilizando energía solar para funcionar, la misión se basó en la experiencia obtenida por la sonda Galileo para detectar zonas abundantes de agua en grandes regiones del gigantesco planeta. Para obtener los datos, el equipo detrás de Juno utilizó ocho sobrevuelos científicos sobre Júpiter, centrándose en el ecuador por la apariencia mezclada de la atmósfera en dicha región.

La zona ecuatorial de Júpiter fue elegida para ser investigada por la mezcla de la atmósfera del planeta en dicha zona. | Fuente: NASA

“Descubrimos que el agua en el ecuador es mayor de lo que midió la sonda Galileo. Debido a que la región ecuatorial es muy única en Júpiter, necesitamos comparar estos resultados con la cantidad de agua que hay en otras regiones” dijo Cheng Li, un científico de la Universidad de California asignado a la misión Juno.

Los autores de la investigación advierten que esto no necesariamente significa que el planeta sea abundante en reservorios de agua. “Justo cuando pensábamos que lo teníamos todo resuelto, Júpiter nos recuerda que aún nos falta mucho por aprender. El sorprendente descubrimiento de que la atmósfera no estaba bien mezclada, incluso muy por debajo de las nubes, es un enigma que todavía estamos tratando de resolver. Nadie hubiera adivinado que el agua podría ser tan variable en todo el planeta dijo Scott Bolton, principal investigador de la misión Juno.

Imagen de Júpiter capturada por la nave espacial Juno. | Fuente: NASA

El vigesimocuarto sobrevuelo científico de Júpiter sucedió el 17 de febrero y se espera que el próximo ocurra el 10 de abril de 2020. Bolton mencionó que “cada sobrevuelo científico es un evento de descubrimiento” y que con Júpiter “siempre hay algo nuevo por descubrir, por lo que hay que ponerse cerca y personal con un planeta para probar teorías”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?