OSIRIS-REx
Esta ilustración muestra la nave espacial OSIRIS-REx partiendo del asteroide Bennu para comenzar su viaje de dos años de regreso a la Tierra. | Fuente: NASA

Luego de 5 años desde su lanzamiento inicial, la sonda OSIRIS-REx ha iniciado su viaje de retorno desde el asteroide Bennu, a 333 millones de kilómetros de la Tierra.

La nave espacial de la NASA encendió con éxito sus motores para salir de la órbita del asteroide en horas de la tarde de este lunes.

Una valiosa carga

OSIRIS-REx partió de la Tierra en 2016 hacia el asteroide con el objetivo de recolectar una muestra de su suelo y entregarla.

Aunque llegó a órbita de Bennu en 2018, fue en octubre de 2020 cuando la sonda realizó el procedimiento de TAG (touch-and-go) para poder “explotar” una pequeña parte de su superficie y recolectar muestras de su suelo.

La nave espacial del tamaño de un SUV dará la vuelta al sol dos veces antes de entregar su pequeña cápsula de muestra en el suelo del desierto de Utah el 24 de septiembre de 2023, para poner fin a la misión de más de 800 millones de dólares.

Las preciosas muestras se almacenarán en un nuevo laboratorio en construcción en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, que ya alberga cientos de kilogramos de material lunar recolectado por los 12 caminantes lunares del Apolo entre 1969 y 1972.

Los científicos inicialmente pensaron que la nave espacial almacenaba 1 kilogramo de escombros de asteroides, pero más recientemente revisaron su estimación a la baja. No sabrán con certeza cuánto hay a bordo hasta que se abra la cápsula después del aterrizaje.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.