Adiós, Spitzer: La NASA apaga el telescopio espacial que recorrió las profundidades del universo tras 16 años de servicio

La agencia espacial dará de baja a uno de sus cuatro grandes observatorios para dar paso al telescopio espacial James Webb.

El telescopio Spitzer ha contribuido enormemente a la labor de exploración espacial de la NASA. | Fuente: NASA

El fin de una era ha llegado. La NASA ha decidido jubilar al telescopio espacial Spitzer tras 16 años de servicio continuo en el espacio exterior. La agencia espacial transmitirá los últimos datos al centro de control del dispositivo para apagarlo y terminar con sus funciones el día de hoy, 30 de enero.

Lanzado el 23 de agosto de 2003 desde el Centro Espacial Kennedy ubicado en Estados Unidos, este dispositivo fue el último gran observatorio en ser lanzado a las profundidades del espacio exterior. Este grupo de cuatro está conformado por el telescopio espacial Hubble, el observatorio de rayos gamma Compton y el observatorio de rayos X Chandra, cada uno diseñado para observar un universo con diferente tipo de luz.

Lanzamiento del telescopio espacial Spitzer. | Fuente: NASA

Bautizado en honor al astrónomo Lyman Spitzer, este observatorio fue construido con la capacidad de detectar radiación infrarroja. Fue gracias a esto que el telescopio logró descubrimientos pensados imposibles al utilizar la radiación de calor para detectar regiones ocultas del universo.

De esta forma, uno de los hallazgos más impresionantes de Spitzer llegó con el avistamiento de la estrella TRAPPIST-1 y los siete planetas del tamaño de la Tierra que giraban en torno a ella. Además de nuestro sistema solar, este conjunto de astros es el mejor estudiado de los que existen en nuestra galaxia.

El sistema de planetas que gira en torno a la estrella TRAPPIST-1. | Fuente: NASA

Otros grandes reconocimientos atribuidos a Spitzer son las galaxias Baby, el mejor mapa creado de la Vía Láctea y la primera luz descubierta de un Exoplaneta. Los más de 8,700 artículos elaborados con los hallazgos de Spitzer están registrados en el Archivo de Datos que mantendrá vivo el legado científico del dispositivo.

De esta forma, la NASA da pase a un nuevo periodo para la astronomía. Los avances que Spitzer logró pasarán a ser tomados por el telescopio espacial James Webb, un observatorio más avanzado y potente si lo comparamos con su antecesor que planea ser lanzado por la agencia espacial en 2021.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?