Imagen referencial. Ilustración de un cometa en el Sistema Solar. | Fuente: NASA/SOFIA/Lynette Cook | Fotógrafo: Lynette Cook

El cometa 2I / Borisov, descubierto en agosto del año pasado y primero registrado de procedencia interestelar, comenzó a dividirse en dos la semana pasada.

Las imágenes continuas del telescopio espacial Hubble del objeto interestelar 2I / Borisov muestran un cambio distintivo en la apariencia de este singular cometa. Las imágenes del 23 de marzo muestran un solo núcleo de brillo interno, como el observado en todas las imágenes de Hubble anteriores de 2I / Borisov.

En contraste, las imágenes del 30 de marzo muestran un núcleo claramente no estelar, consistente con dos componentes no resueltos separados por 0.1 segundos de arco (180 kilómetros a la distancia del cometa) y alineados con el eje principal del coma de polvo más grande. La doble apariencia, que indica la expulsión de un fragmento de núcleo, se confirma en los datos del Hubble del 28 de marzo. Estas imágenes han sido difundidas por Astronomer’s Telegram.

Así ha evolucionado la apariencia de Borisov. | Fuente: NASA

Según reportan varios científicos en The Astronomer's Telegram, si la expulsión ocurrió el 23 de marzo, entonces la velocidad estimada del plano del cielo es de 0.3 metros por segundo. Esto es típico de las velocidades de separación observadas en los cometas divididos y comparable a la velocidad de escape gravitacional del núcleo de radio menor al kilómetro de 2I / Borisov. Se planean observaciones adicionales de HST para monitorear el desarrollo de este evento.

El 12 de marzo ya se reportaron explosiones en el núcleo del cometa. Tal fenómeno sería causado por el acercamiento de Borisov hacia el Sol. Esa ha sido una posibilidad que los científicos han considerado desde su sobrevuelo cercano al Sol en diciembre. Como todos los cometas, Borisov es un trozo de escombros helados, por lo que pasar por el Sol provoca interacciones con ese hielo.

Con información de AFP

¿Qué opinas?