Concepción artística del microquásar SS 433, como se ve al fondo, y la nube de gas Fermi J1913 + 0515
Concepción artística del microquásar SS 433, como se ve al fondo, y la nube de gas Fermi J1913 + 0515, vista en primer plano ya la izquierda. Los dos objetos están en ritmo, a pesar de estar separados por 100 años lu | Fuente: DESY, Science Communication Lab

Una nube de gas cósmico está emitiendo “un latido de rayos gamma” al ritmo de un agujero negro que se encuentra a 100 años luz de distancia de ella.

A través de una publicación en la revista Nature Astronomy, un equipo internacional de investigadores, con datos del Observatorio de Arecibo, el cual se encuentra en reparaciones actualmente, y el Telescopio Espacial Fermi, han logrado captar esta misteriosa radiación sincronizada.

La nube de gas responde al nombre de Fermi J1913 + 0515 y se encuentra a 15 mil años luz de distancia de la Tierra, mientras que el microcuásar se llama SS433. Ambos residen dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, pero separadas a 100 años luz.

SS 433 consta de una estrella gigante con aproximadamente 30 veces la masa de nuestro sol y un agujero negro con aproximadamente 10 a 20 masas solares. Los dos objetos están orbitando entre sí con un período de 13 días, mientras que el agujero negro succiona materia de la estrella gigante.

Los datos recopilados durante los últimos 10 años sugieren que los objetos están inextricablemente conectados y trabajando en sincronía, a pesar de la enorme distancia que los separa. Los autores del nuevo artículo, liderados por Jian Li de Deutsches Elektronen-Synchrotron y Diego Torres del Instituto de Ciencias Espaciales, no están del todo seguros de qué está pasando o cómo el microcuásar está causando el latido de rayos gamma de la nube de gas, que pulsa una vez cada 162 días.

Los investigadores del estudio dicen que se necesitan más observaciones y trabajo teórico, pero una sugerencia es que las emisiones de rayos gamma de la nube son causadas por la inyección de los núcleos de átomos de hidrógeno, conocidos como protones rápidos, que se producen al final de los chorros. o cerca del agujero negro.

"SS 433 sigue asombrando a los observadores en todas las frecuencias y a los teóricos por igual", dice Li. "Y seguramente proporcionará un banco de pruebas para nuestras ideas sobre la producción y propagación de rayos cósmicos cerca de microcuásares en los próximos años".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.