Starlink
Los satélites de Starlink desplegándose en el espacio. | Fuente: Starlink

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos aprobó la petición de SpaceX de volar sus satélites de internet Starlink en órbita más baja.

La petición de SpaceX, de propiedad de Elon Musk, era la de lanzar satélites de 1 100 kilómetros a 550 kilómetros, una órbita muy inferior al resto.

Esta idea no fue del agrado de Amazon, Viasat, Hughes Net y OneWeb, rivales de SpaceX en la carrera del internet satelital. Sin embargo, tras la decisión de la FCC, han quedado satisfechos.

A menos latitud

La FCC ha aceptado que 2814 satélites de SpaceX puedan ser lanzados a la órbita de 550 kilómetros de altitud bajo condiciones.

La primera es que SpaceX deberá registrar todas las ocasiones en las que sus satélites estuvieron a punto de chocar con otras sondas o naves e informarlo al FCC cada seis meses.

Por otro lado, la compañía de Elon Musk también deberá revelar cuántos satélites vuelven a entrar en la atmósfera de la Tierra.

Asimismo, los satélites Starlink no podrán subir a los 580 kilómetros para estar alejados de su próximo rival, Projecto Kuiper de Amazon, los cuales aún no lanzan satélites.

Un portavoz de Amazon dijo en un comunicado a Insider que la decisión de la FCC fue un "resultado positivo" porque "establece condiciones claras para SpaceX".

Viasat también estaba feliz de que la FCC reconociera la necesidad de monitorear el riesgo de colisión que generó la constelación de Starlink.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.