¿Por qué nos alegramos al enterarnos de las cosas buenas que les pasan a otros?

Según investigación, esto es gracias a una parte del cerebro llamada "corteza cingulada anterior" y al grado de empatía de cada persona.
El estudio podría probar la relevancia de la "corteza cingulada anterior" en los desórdenes localizados en los comportamientos sociales. | Fuente: Getty Images

La forma en que reaccionamos cuando nos enteramos de las cosas buenas que les suceden a las personas que nos rodean, depende de nuestro nivel de empatía, sugiere una investigación de Patricia Lockwood de la University College of London, publicada en 'Nueroscience'.

El trabajo muestra como una parte del cerebro llamada "Corteza cingulada anterior" (ACC) parece particularmente atenta a las buenas noticias de otras personas, pero que su respuesta varía dependiendo de los niveles de empatía. Así, quienes son considerados altamente empáticos responderían solo ante lo bueno que le sucede a otros, sin embargo, los menos empáticos también reaccionarían a las malas noticias que pudieran afectarles. 

Los investigadores creen que esto podría probar la relevancia de la 'Corteza cingulada anterior' en los desórdenes de comportamiento social y la empatía, así como la psicopatía y el autismo. Incluso podría generar estudios sobre cómo el cerebro responde a nuestros propios éxitos.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores contaron con la participación de 30 personas de entre 19 y 32 años, a quienes se les aplicó un escaneo de sus cerebros utilizando imágenes de resonancia magnética mientras miraban símbolos que predecían como ellos u otras personas iban a ganar dinero. Además, una semana antes, se les pidió que llenaran un cuestionario para evaluar su nivel de empatía.

"La respuesta del cerebro variaba en las personas, según el nivel de empatía. Queríamos ver si los cerebros de personas con altos niveles de empatía responden particularmente a la buena fortuna de otras personas", explica Patricia Lockwood, una de las autoras del estudio.

El estudio determinó que la "Corteza cingulada anterior" se activaba en todos los voluntarios cuando alguien estaba cerca de ganar dinero. Sin embargo, había diferencias en la forma en que esta parte del cerebro se había especializado en sus reacciones, que parecían relacionadas con el nivel de empatía de los participantes.

Las personas cuya activación del 'ACC' era la más especializada respecto de otras personas mostraron una reacción solo cuando las otras personas estaban muy cerca a lograr un beneficio. Estos voluntarios fueron previamente catalogados como empáticos. Sin embargo, en el caso de los poco empáticos, esta parte del cerebro se activaba cuando estaban próximos a ser ellos quienes ganaban dinero.

Essi Viding, coautor del estudio, explica: "queríamos hallar las diferencias en cómo la gente con más empatía cambiaba la reacción de esta corteza en respuesta a los posibles beneficios de otras personas".

TE PUEDE INTERESAR:

Investigación española afirma que tener relaciones sexuales de noche ayuda a los hombres a tener una mejor calidad de sueño.

Posted by RPP Noticias on Miércoles, 30 de septiembre de 2015