Abejorro sobre una flor artificial durante el estudio
Abejorro sobre una flor artificial durante el estudio. | Fuente: Europa Press 2021 | Fotógrafo: TOM INGS

Un equipo de investigación internacional ha descubierto un tipo específico de bacteria intestinal en las abejas que puede mejorar la memoria.

El estudio, dirigido por científicos de la Universidad de Jiangnan, China en colaboración con investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres y la Universidad de Oulu, Finlandia, ha demostrado que una especie de bacteria intestinal, conocida como Lactobacillus apis, está relacionada con una memoria mejorada en los abejorros.

Los investigadores muestran que los abejorros con más de este tipo de bacterias en el intestino tienen mejor memoria que los individuos con menos bacterias. También se descubrió que los abejorros que comían alimentos que contenían más de esta especie de bacterias intestinales tenían recuerdos más duraderos que los individuos con dietas normales.

¿Cómo lo descubrieron?

Para probar la memoria y la capacidad de aprendizaje de las abejas, los investigadores crearon flores artificiales de diferentes colores; cinco colores se asociaron con una solución de sacarosa dulce y los otros cinco con una solución de sabor amargo que contenía quinina, un repelente para las abejas. Luego, los investigadores observaron la rapidez con que las abejas pudieron aprender qué colores estaban asociados con una recompensa de azúcar y si pudieron retener esta información en una prueba de seguimiento tres días después. Al secuenciar muestras de intestino de las abejas, pudieron comparar las diferencias individuales en las habilidades de aprendizaje y memoria de los abejorros con los niveles de diferentes bacterias que se encuentran en sus intestinos.

Para confirmar que la cantidad de Lactobacillus apis en el intestino era directamente responsable de las diferencias observadas en la memoria, los investigadores agregaron estas bacterias a la dieta de los abejorros y midieron sus respuestas a la misma tarea.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, se suma a la creciente evidencia de que el microbioma intestinal, los billones de microbios que viven en nuestros intestinos, pueden afectar el comportamiento animal.

Las habilidades cognitivas de las abejas varían entre individuos y tienen una comunidad relativamente pequeña de microorganismos intestinales en comparación con los mamíferos, lo que las convierte en modelos ideales para explorar el papel de bacterias intestinales específicas en las diferencias en la cognición entre individuos.

Los investigadores sugieren que las variaciones observadas en el microbioma entre abejorros individuales podrían surgir de diferencias o cambios en el entorno del nido, las actividades, los patógenos, las interacciones sociales y el entorno de polinización.

El Dr. Li Li, autor principal del estudio e investigador postdoctoral en la Universidad de Jiangnan, dijo en un comunicado: "Nuestros resultados sugieren no solo que la variación natural en la cantidad de una bacteria intestinal específica afecta la memoria, sino que también muestra un vínculo causal, que al agregar la misma especie bacteriana en la dieta de una abeja puede mejorar su memoria".

"Se necesitarán más investigaciones para determinar si y qué especies de bacterias podrían tener el mismo efecto en los humanos. Pero nuestro trabajo ha arrojado luz sobre esta posibilidad".

El profesor Lars Chittka de la Universidad Queen Mary de Londres y coautor del estudio, dijo: "Este es un hallazgo fascinante que podría aplicarse tanto a los humanos como a las abejas. Nuestros hallazgos se suman a la creciente evidencia de la importancia de las interacciones intestino-cerebro en animales y proporcionar información sobre la causa de las diferencias cognitivas en las poblaciones naturales de abejorros".

El profesor Wei Zhao, autor correspondiente y director del laboratorio de enzimología de la Universidad de Jiangnan, dijo: "Es asombroso descubrir las especies específicas de bacterias que mejoran la memoria. Los resultados validan aún más nuestra creencia de que podemos mejorar nuestra capacidad cognitiva a través de la regulación del intestino microbiota".

Con información de Europa Press

NUESTROS PODCAST

¿En qué consiste la política Covid cero? - Espacio Vital

Este mes se cumplen dos años del descubrimiento de los primeros casos de COVID-19 en la ciudad de Wuhan en China. Durante ese tiempo, los países se dividieron en dos grandes grupos en su modo de controlar la pandemia. Unos siguieron la estrategia del COVID-19 cero; mientras otros, la de la contención y la mitigación. La diferencia entre esas dos no puede ser más evidente.