Las hormigas se ocupan intensamente de las heridas que sufrieron sus compañeras durante la lucha. | Fuente: Video: Julius Maximilians Universität Würzburg. Foto: Erik T. Frank

Investigadores de la Universidad de Würzburg (Alemania) descubrieron que las hormigas cazadoras de termitas de la especie Megaponera analis dan cuidados médicos a sus compañeras heridas en combate.

Para llegar a esta conclusión, trabajaron con colmenas artificiales en el laboratorio y examinaron colmenas de la sabana en el Parque Nacional de Comoe, al norte de Costa de Marfil.

Según el estudio, publicado en la revista científica Proceedings of the Royal Society B, estas hormigas buscan nidos de termitas y cuando hallan uno, regresan y movilizan un ejército de entre 200 y 600 insectos.

Pero las termitas no están indefensas, ya que cuentan con mandíbulas capaces de perforar y seccionar partes del cuerpo de las hormigas. El encuentro entre ambos bandos es feroz y suele durar de cinco a quince minutos.

Los enfermeros

Las hormigas heridas piden auxilio emitiendo feromonas. Un grupo las socorren chupando las heridas de sus compañeras. Erik T. Frank, primer autor de la pesquisa, cree que es para limpiar las heridas o suministrar sustancias antimicrobianas.

Los investigadores descubrieron también que no todas reciben el mismo tratamiento. Las primeras en ser atendidas son las que tienen heridas más leves, mientras que las que han perdido cuatro o cinco de sus seis extremidades, no reciben ayuda en el campo de batalla.

El equipo científico explicó que la decisión de quién es rescatado y quién no es tomada no por los ayudantes, sino por los propios heridos. Las hormigas levemente heridas se comportan con calma e incluso tiran de sus piernas restantes para facilitar la extracción. La situación es diferente con heridos graves: se comportan de forma muy salvaje. "Simplemente no cooperan con los ayudantes y luego se quedan atrás", comentó Frank.

Sepa más:
¿Qué opinas?