Shazam! la nueva película de DC y Warner | Fuente: Warner Bros.

Para comenzar, me gustan las películas para niños. Además, no me desagrada que una película de superhéroes en 2019 pueda ser festiva, cómica y divertida, es más, creo que es el enfoque que se necesita en el género. Por eso, al ver los tráilers que marcaban el tono de "Shazam!" (David F. Sandberg, 2019), me dio mucho gusto ver que DC/Warner se daría un respiro de los enfoques ominosos de sus anteriores películas.

Sin embargo, la sensación mientras miraba "Shazam!" era que estaba frente a una película infantil, pero de las que no me gustan. De esas que subestiman a los niños y les dan productos que carecen de sentido en función a limitarse a mostrar secuencias y momentos meramente entretenidos (que, valga la aclaración, están muy logrados en muchos momentos). Shazam! es una película que parece haber salido de Disney, pero alejada de referentes maravillosos como "The Incredibles", para acercarse más a un Disney noventero más chicloso de “Juego de Gemelas” o aun peor, a un episodio irrelevante de “Tres por Tres” (que no es Disney, pero podría serlo) incluyendo escena de moraleja con pianito de fondo incluído.

La cinta cuenta la historia de Billy Batson, un adolescente huérfano que busca a su madre y que termina en el hogar para niños sin padres de los Vásquez. Tras escapar de unos estudiantes abusivos en su nueva escuela, Batson es transportado mágicamente a La Roca de la Eternidad, donde el mago Shazam busca un heredero para sus fabulosos poderes y así combatir la maldad. Ahora, como un superhéroe, se verá enfrentado a Sivana, un terrible villano quien buscará arrebatarle sus poderes a toda costa, ya que de niño perdió la oportunidad de tenerlos.

"Shazam!" es una colección de escenas de acción y secuencias cómicas, algunas muy buenas pero que pierden gracias a una historia que hace agua por muchos lados. La lógica detrás de los personajes y motivaciones es simplificada excesivamente y por momentos no es consistente. La actuación y caracterización de Zachary Levy como Capitán Marvel (nombre original del personaje, que no tiene nada que ver con la competencia) es correcta y divertida, con una aceptable performance de Asher Angel como Billy Batson, su contraparte adolescente. Sin embargo, el resto del elenco (sobretodo el infantil) es tan soso como extras de episodio de Barney El Dinosaurio.

De todas maneras, hay momentos logrados en "Shazam!" y se aprecia mucho los guiños a los incondicionales de los cómics. Sin embargo, los antagonistas son irrisorios (un muy tieso Mark Strong como Sivana) y los personajes secundarios se diluyen en la irrelevancia (hasta parece que su existencia solo se justificase con la gran referencia comiquera del enfrentamiento final). El apartado técnico es irregular ya que cumple con el tono festivo y cómico de la cinta en las escenas heróicas, pero en algunos momentos los gráficos por computadora se ven realmente mal.

Me gusta mucho que DC / Warner abandonen el forzado tono oscuro y grave de las primeras cintas de su universo cinematográfico. Me hace muy feliz como fan que apuesten a hacer una cinta ligera y dirigida a niños y que rescaten a un personaje que es menos popular de lo que realmente merece. Sin embargo el resultado final no es redondo y terminan haciendo que la cinta de Sandberg pierda la oportunidad de ser un hito y es tolerable porque, felizmente, la mayoría del tiempo no se toma en serio a si misma (el problema viene precisamente cuando lo hace). Billy Batson y familia merecían más.

¿Qué opinas?