Sam Mendes nominado a Mejor director por la película “1917”. | Fuente: AFP

La cinta bélica “1917”, del director inglés Sam Mendes lo ha convertido en el gran favorito para llevarse la estatuilla dorada de la 92 edición de los Premios Oscar por la nominación a Mejor director. Además, la película ha ganado otras nueve nominaciones.

SUS INICIOS

Sam Mendes, hoy con 54 años, inició en el mundo cinematográfico en 1999. Siendo apenas un novato, realizó la cinta “American Beauty”, uno de los retratos más despiadados del sueño americano, lo que consiguió el éxito gracias a la crítica y se llevó cinco premios Oscar, incluido el de Mejor película y director.

Después de su gran salto en la Academia, Sam Mendes realizó “Camino a la perdición”, “Revolutionary Road”, “Un lugar donde quedarse” y dos filmes de la saga de James Bond, “Skyfall” y “Spectre”. 

Ver esta publicación en Instagram

Congratulations to Sam Mendes on his #DGAAwards win. #1917Movie

Una publicación compartida de 1917 (@1917) el

Para Sam Mendes, no hay límites y reconoce que el último año ha sido muy bueno para el mundo cinematográfico. El director británico sabe que hay más competencia pero, a la vez, más oportunidades para producir y asegura que le faltan hacer muchos más filmes. 

“Este año ha sido un año buenísimo para las películas, y me faltan muchas porque he estado rodando y la acabo de terminar. (...) No soy una de esas personas que se deprimen por el estado del cine o la televisión. Creo que ahora hay más calidad, más variedad y más opciones. Es un buen momento para contar historias”, afirmó en entrevista para el medio El Español. 

¿Y EL STREAMING?

Además, el ganador del Oscar 2000 considera que las plataformas de streaming son una oportunidad para utilizar mejores herramientas, que motiven a personas de todo el mundo a ir al cine y vivir una gran experiencia.

Los directores debemos ser ambiciosos y hacer películas que quieras ver en una sala de cine. Muchas películas mías que hice en el pasado ahora se harían para televisión, y está bien, es un medio muy accesible que lo ven millones de personas. Si hubiera hecho “Revolutionary Road” para televisión la hubieran visto millones de personas, pero si las haces en el cine tienes que usar todas las herramientas que tienes a tu disposición, sonido, imagen... razones para seguir intentando que sobreviva la experiencia cinematográfica”, sostuvo Sam Mendes

EL ÉXITO DE “1917” 

La película de Sam Mendes ha superado en la taquilla estadounidense a la última entrega de “Star Wars”, ha conseguido el premio por el mejor filme dramático en los Globo de Oro 2020, ha sido el gran triunfador de la noche en la 73 edición de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (Bafta) al alzarse con siete galardones, incluyendo el de mejor película y mejor director. Pero además ha conseguido diez nominaciones a los Premios Oscar 2020: Mejor película, Mejor director, Mejor maquillaje, Mejor soundtrack original, Mejor fotografía, Mejor diseño de producción, Mejor edición de sonido, Mejor mezcla de sonido, Mejores efectos visuales y Mejor guión original.

1917” compite contra "El irlandés" de Martin Scorsese, "Había una vez en Hollywood" de Quentin Tarantino y "Joker" de Todd Phillips; filmes que han sido los más comentados durante el 2019 y se han convertido en un hito de la pantalla grande, pero este domingo 9 de febrero, la cinta de Sam Mendes podría sorprender, junto con el mismo director, en la ceremonia de la Academia que se realizará en el Dolby Theatre de Los Ángeles, en California. 

 

LA INSPIRACIÓN DE MENDES

La historia de “1917” la inspiró Alfred H. Mendes, abuelo del director británico, quien le contó varias historias de cuando sirvió para su país durante la Primera Guerra Mundial, por lo cual Sam se muestra agradecido.

“Él nos contó historias cuando éramos niños sobre su experiencia en la Primera Guerra Mundial. Tendría unos 70 años cuando nos habló por primera vez de ello. Ninguna de esas historias era sobre heroísmo o valentía, sino más bien sobre suerte y coincidencia, la suerte que tuvo de salir vivo”, dijo a El Espectador. 

“La primera vez que entendí lo que era la guerra fue cuando mi abuelo me contó sus experiencias en la Primera Guerra Mundial. Esta película no es una historia acerca de mi abuelo, sino de su espíritu, todo por lo que estos hombres pasaron, los sacrificios, el significado de creer en algo más grande que la vida misma”, explicó el realizador.

Sam Mendes reveló además que “1917” tiene algunas escenas que se basan en la historia de su abuelo y también en las experiencias que le contaron los amigos del patriarca, pues realizó una ardua investigación sobre la Primera Guerra Mundial.

¿Qué opinas?