El motor de la exportación peruana

El limitado crecimiento de nuestra economía ha dificultado la negociación internacional de diferentes productos. Sin embargo, podemos apostar por lo no tradicional con ayuda del Estado y el Plan Estratégico Nacional Exportador.

La historia de las economías de diferentes partes del mundo evidencia que los países que apuestan por un modelo de apertura e impulso exportador crecen más rápido y reducen con mayor rapidez los niveles de pobreza. Es decir, desarrollan más.

Además, las exportaciones tradicionales cayeron 4.1 % (US$33.8 mil millones), principalmente, por los menores precios de los metales | Fuente: Andina.

En el Perú, por ejemplo, podemos relevar cuatro grandes impulsores del crecimiento de nuestra economía: la demanda interna, la inversión pública, la inversión privada y las exportaciones.

La economía peruana de cara al mundo

El muy limitado crecimiento de la economía peruana durante el 2019 −escasamente, 2.1 %− debe significar una señal de alerta para todos. No crecíamos tan poco desde la crisis del 2009 (0.9 %), y esto, evidentemente, se traduce en más desempleo y subempleo. Cerca de 300 000 jóvenes salen al mercado todos los años a buscar trabajo, y se acentúa con la presencia en el país de más de 900 000 venezolanos.

Después de una década de crecer por encima del promedio mundial, en el último quinquenio (2015-2019) sucedió lo inverso: crecimos 3.2 %, en promedio, mientras el mundo lo hizo a 3.5 %.

El comercio exterior peruano

Sin duda, Perú, México y Chile son algunos de los países más abiertos de América Latina. En el caso peruano, con 21 TLC, aproximadamente, el 95 % de nuestras exportaciones y el 90 % de nuestras importaciones corresponden a países con los que se tiene un tratado comercial vigente.

Según las cifras del BCR, Perú cerró el 2019 −al igual que los tres años previos− con un superávit comercial, en esta oportunidad, de US$6.6 mil millones, como resultado de un total exportado de US$47.7 mil millones (2.8 % menos que el año previo), y un total importado de US$41.1 mil millones (con menores compras de petróleo y derivados).

Además, las exportaciones tradicionales cayeron 4.1 % (US$33.8 mil millones), principalmente, por los menores precios de los metales; mientras que las exportaciones no tradicionales sumaron US$13.8 mil millones, creciendo 4.1 % con respecto al año anterior.

La apuesta por las exportaciones no tradicionales

Algunas líneas de acción importantes explican por qué Perú figura entre los países de mayor crecimiento exportador en el mundo durante los últimos años. Entre ellos destaca el agresivo esfuerzo promocional con Marca País, la campaña Superfoods, entre otros; la agenda de negociaciones, con la entrada en vigencia del CPTPP, TLC con Australia y TLC con India; el fortalecimiento del Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX 2015-2025), con énfasis en la facilitación de comercio (Ventanilla Única de Comercio Exterior-VUCE), eficiencia logística (liberalización del cabotaje, observatorio logístico) e inversión en infraestructura.

Una buena práctica

Si bien para consolidar el desarrollo del poderoso motor exportador peruano se requiere abordar temas macro, que involucran otras instancias del Estado peruano (institucionalidad, educación, salud, ciencia, tecnología e infraestructura a todo nivel), es importante tener en claro que este sector de la economía sí ha dado buenos resultados.

Para ello, existen dos temas clave: la efectiva articulación del Estado, con Mincetur, Produce, RREE, MTC y casi todos los ministerios restantes, el Congreso de la República, el sector empresarial (Comex, ADEX, SNI, CCL, gremios de MYPES, entre otros), así como la Academia; y una visión de mediano y largo plazo plasmada en el Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX). 

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

Sepa más:
¿Qué opinas?