La última producción de Blade Runner fue en el 2017 y consiguió muy buenas críticas especializadas | Fuente: Variety

Blade Runner dará el salto de los cines a las series animadas gracias a la unión entre Adult Swim y la cadena de retransmisión Crunchyroll.

Blade Runner – Black Lotus, como será llamado el anime, tendrá una temporada de 13 capítulos con media hora de duración cada uno. Aunque su trama es incierta, se sabe de antemano que se situará en el año 2032 y que contará con algunos de los personajes más aclamados en este universo cinematográfico. Aún no hay fecha de estreno.

"La primera vez que vi 'Blade Runner' fue en 1982, a los 11 años", mencionó Jason DeMarco, vicepresidente senior y director creativo de Adult Swim en el aire. “Ha sido una de las películas definitorias de mi vida."Poder explorar más de este universo, con el increíble talento que tenemos a bordo, es un sueño hecho realidad".

La serie será producida por el estudio de animación Sola Digital Arts. En las filas de la dirección estarán Shinji Aramaki y Kenji Kamiyama, quienes trabajaron en el reboot de “Ghost in the Shell”. Asimismo, Shinichiro Watanabe  (Cowboy Bepop) será el productor creativo. Este personaje ya tiene familiaridad con la saga debido a que participó como director de arte en Blade Runner Black Out 2022, una serie de precuelas animadas a la producción.

La serie será emitida a través de Crunchyroll, servicio de retransmisión de producciones japonesas o relacionadas al anime y dorama. Crunchyroll gestionará la distribución mundial para su comunidad de más de 45 millones de usuarios registrados y 2 millones de suscriptores.

Blade Runner es una película estadounidense estrenada en 1982 catalogada como de culto en el género de ciencia ficción y cyberpunk. En el 2017, se estrenó su secuela Blade Runner 2049 en los que Ryan Gosling y Harrison Ford protagonizan el film y que también recibió una buena aceptación en recaudación y críticas.

Recuerda darle like a Progamer para enterarte de lo último de la tecnología, videojuegos, anime y cultura popular. 

¿Qué opinas?