Dragon Ball Z
El anime se volvió mundialmente popular y aún es visitada pese a sus décadas en el mercado. | Fuente: Toei Animation

¿Recuerdas la época en la que familiares mayores de edad decían que los animes “eran del demonio”? La creencia popular siempre atacaba a las series japonesas, considerándolas “inadecuadas” para los menores de edad.

La serie más atacada fue también la más popular. Dragon Ball mantiene hasta ahora millones de seguidores y muchos de ellos crecieron con este estigma en su cabeza. Pero, aunque se niegue su origen “satánico”, sí mantiene algunos mensajes ocultos en su contenido.

Uno de ellos, además de los conocidos Mister Satan o la invocación de un dios en forma de serpiente, va referido con la canción ending de Dragon Ball Z llamada “Detekoi Tobikiri ZENKAI Pawa!”, de la banda MANNA, el cual posee algunas frases ininteligibles antes de iniciar los versos principales. Sin embargo, si lo reproduces al revés, mantiene un sentido en japonés.

Aquí la versión normal y la versión al revés.

La versión señala nombres y la frase “ganbattannda", la cual se traduce como “trabajaron duro”. Esta es toda la traducción: “Cuando hice esta canción Kenji Shimizu, Takeshi Ike, Tatsuhiro Tokieda, Takashi Uchida, Kenji Yamamoto, Hanae Yanagi y Takashi Nomura trabajaron realmente duro”.

Todos los nombres son parte de los trabajadores del estudio y personajes del programa, los cuales fueron homenajeados de esta manera. El compositor de la canción, Takeshi Ike, explicó este mensaje en su blog:

Quería hacer la canción aún más interesante, así que tuve la idea de poner palabras sin sentido en la introducción e interludio. Recordé haber escuchado que para el idioma alienígena en la escena de la cantina de Star Warsm usaban palabras de idiomas de pueblos minoritarios que se reproducían al revés con efectos adicionales agregados después, así que decidí descaradamente usar su método también.

Enumeré los nombres de las personas en el estudio y el personal que trabajó en el programa, luego los leí y los grabé en una cinta de 6 mm. Luego, reproduje la cinta al revés, cambié el tono y la superpuse en la introducción e interludio de la canción. Se ajustaba perfectamente. Me gustaría que aquellos con los conocimientos necesarios intenten reproducir estas partes al revés. Creo que deberían de lograrlo.

 

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.