El escritor peruano Oswaldo Reynoso, autor de títulos como ‘En octubre no hay milagros’ y ‘Los inocentes’, falleció esta semana a los 85 años, víctima de un paro cardiaco.

Caminante. A pesar de que había traspuesto el umbral de las ocho décadas, Oswaldo Reynoso seguía recorriendo colegios y vendiendo sus libros en 10 o 15 soles. Decía que ningún adolescente de Huaycán podía tener 40 soles más el pasaje para comprar algún libro suyo en una librería miraflorina. No hubo un departamento del Perú que no recorriera con ese fin.

Su pluma. Pensaba en los adolescentes y en los jóvenes y escribió siempre sobre ellos. La primera vez en 1961, con el libro ‘Los inocentes’, escandalizó Lima porque algunos de sus personajes eran homosexuales.

Crítica y reivindicación. El lenguaje de esa obra y de la novela ‘En octubre no hay milagros’ fue calificado despectivamente por algunos críticos como jerga del hampa. Sin embargo, Reynoso señalaba que era el léxico popular peruano. Pasados los años, 20 de esos términos fueron incluidos en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

La palabra. El escritor Augusto Higa lo recuerda así: “Reynoso, con su lenguaje popular, representó la voz de los esquineros, de los muchachos de barrio. Quiso dar una imagen de los chicos inocentes atrapados en la urbe conflictiva”.

El futuro. Al morir, más de dos mil páginas inéditas fueron encontradas en el escritorio de Reynoso. ¿Cuántas obras nuevas de este escritor se encuentran ahí?

0 Comentarios
¿Qué opinas?