La casona colonial que albergará los 30,000 libros que el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, donó de su biblioteca personal a su natal Arequipa estará lista en marzo tras los trabajos de mantenimiento e implementación al que es sometida.

Rommel Arce, director de la biblioteca regional que lleva el nombre del escritor y que está ubicada al lado de la casona, dijo que las labores están muy avanzadas y que en una primera etapa el lugar contará con 5,000 ejemplares.

Dicho recinto fue construido en el siglo XVIII sobre 1,459 metros cuadrados, cuenta con tres patios, bóvedas y 14 habitaciones. Perteneció a familias importantes de la ciudad y fue sede del colegio Sagrado Corazón de Jesús.

“Será un elemento importante que permitirá consolidar el circuito turístico cultural del centro de Arequipa, que se complementará con la biblioteca que hoy funciona. Con ello Arequipa recobrará su importancia como destino cultural”, indicó a la Agencia Andina.

La biblioteca y la casona se encuentran ubicadas en la cuadra tres de la calle San Francisco, cerca de la plaza de Armas, paso obligatorio de todo aquel que visita la Ciudad Blanca, por la belleza arquitectónica de su infraestructura.

Arce refirió que la casona será destino de investigadores de la obra de Vargas Llosa, procedentes de todo el mundo, y de visitas turísticas guiadas.

Según el gobierno regional, con el nuevo recinto cultural se espera beneficiar a 649,077 personas directamente. La casona fue adquirida por la región por cinco millones de nuevo soles.

La primera etapa de este proyecto tiene una inversión de 736,000 nuevos soles, destinados a las tareas de prevención y mantenimiento del bien patrimonial.

Dentro de los textos donados estarán sus archivos personales, los que serán entregados parcialmente hasta el final de sus días. Sus libros vendrán de las bibliotecas que tiene en Madrid-España, Francia y Lima.

Este tesoro bibliográfico convertirá a Arequipa en la meca de una de las más importantes colecciones privadas de la literatura Iberoamericana.