"Oscura globalización" y el boom de las 'narcoseries' en Latinoamérica

Bruno Rivas, periodista especialista en temas internacionales, conversó con RPP Noticias sobre las representaciones del narcotráfico en las industria de contenidos, como el caso de la serie "Narcos" de Netflix sobre los retos en la representación de estos carteles, por ejemplo, para no cruzar la línea de la posible apología o generar empetía con el televidente.

Bruno Rivas, periodista especialista en temas internacionales, conversó con RPP Noticias sobre las representaciones del narcotráfico en las industria de contenidos, como el caso de la serie
Bruno Rivas, periodista especialista en temas internacionales, conversó con RPP Noticias sobre las representaciones del narcotráfico en las industria de contenidos, como el caso de la serie "Narcos" de Netflix y cuáles son los retos para una representación que no llegue a la apología. | Fuente: Captura de Netflix

La industria de contenidos ha tenido como uno de sus más recientes protagonistas en Latinoamérica a las llamadas 'narcoseries', entre ellas "Narcos" de la popular plataforma de streaming Netflix. Bruno Rivas, periodista especializado en temas internacionales, conversó con RPP Noticias sobre los retos en la representación de estos carteles, por ejemplo, para no cruzar la línea de la posible apología o generar empetía con el televidente.

En su artículo titulado "Representaciones del narcotráfico en las industrias de contenidos. El caso de ‘Narcos’ en la plataforma de streaming Netflix”, uno de los siete textos que componen "Oscura Globalización" (UPC, 2020), el periodista explica que el cine criminal se ha visto relacionado con la apología de los individuos que violan la ley desde sus inicios.

"Por ejemplo, cintas como Enemigo Público (1931) o Caracortada (1932), la original, estaban acompañadas por mensajes que buscaban informar a la audiencia que dichos personajes eran perjudiciales para la sociedad. Sin embargo, estos personajes les resultan atractivos para el público porque son vistos como rebeldes frente a un sistema que no funciona de manera justa. Es por ello que suelen ser seguidas con interés, ochenta años después. Ahora, lo que puedo identificar en series como Narcos es que se busca reflejar el daño que cometen personajes como Pablo Escobar, los Rodríguez Orejuela o Féliz Gallardo. Asimismo, se les dio un protagonismo importante a los policías que buscan detenerlos. Está presente el mensaje de que estos bandidos son psicópatas e individualistas", comenta.

En el artículo escrito por Rivas Frías, se menciona que una de las características de esos personajes del cine criminal es ser presentados como “figuras rebeldes que se enfrentan al sistema”, generando una posible empatía con los espectadores.

"Si bien personajes como Pablo Escobar terminan siendo un representante de los relegados de la sociedad, también se muestra el daño que hizo a la sociedad colombiana. Estas ficciones buscan ser sinceras y en ese ejercicio nos muestran a los narcotraficantes como sujetos temibles y que terminaron pagando por sus crímenes", menciona.

Como se explica en el libro, muchos reconocemos las ventajas traídas por la globalización, sin embargo, resulta más difícil ver su conexión con el narcotráfico. 

"Hoy en día estamos tan compenetrados con las dinámicas de la globalización que a veces no nos damos cuenta que está presente en nuestro día a día. Por ejemplo, cuando terminamos de hacer teletrabajo, muchos podemos acceder a las series que dan el cable o en los servicios de streaming como Netflix y ver producciones que han sido realizadas a kilómetros de distancia y que nos presentan a personajes de otras culturas. Ahora, lo que nos presenta Narcos es que finalmente el negocio del narcotráfico es global. Escobar entró en la mira de la DEA porque la cocaína empezó a generar estragos en Estados Unidos. Los narcos mexicanos también empezaron a ser perseguidos cuando empezaron a realizar alianzas con sus pares de otros países. El narcotráfico es un negocio global y por ello su lucha excede las capacidades de los Estados. Me parece que un espectador acucioso puede reconocer estos hechos", explica.

Además del narcotráfico, Rivas afirma que otros temas que han sido tratados en el mundo audiovisual son el combate al terrorismo.

"El atentado a las Torres Gemelas y la expansión del terrorismo internacional motivó que las producciones de Hollywood pusieran el foco en este tipo de hechos. Tenemos películas como 'Syriana' o 'Red de Mentiras', series como 'Homeland' o 'Rubycon'. Otro género es el relacionado con el lavado de dinero. El año pasado salió la película de los Panamá Papers, por ejemplo. Hay series actuales como 'Ozark' o 'McMafia'. Finalmente, también se han dado varias producciones relacionadas con las redes de crackers y el robo de información a través de Internet", dijo.

"Generalmente, cuando se piensa en la globalización se piensa en los avances que ha traído consigo. Las posibidades del comercio internacional, las de ponernos en contacto con otras culturas o el intercambio de conocimiento. Sin embargo, como los sugiere el libro en el que publiqué mi artículo la globalización también tiene su lado oscuro. Los criminales también han aprovechado las oportunidades que ha dado la apertura de fronteras, la tecnología y el intercambio cultural para realizar actos ilícitos. Es importante reconocer todas las caras de la globalización. No solamente las positivas. Si lo hacemos estaremos preparados para poder evitar actos criminales", finaliza.