Reponen Lágrimas de Pastoruri en tres únicas funciones

Las funciones se realizarán los días miércoles 7, jueves 8 y viernes 9 a las 7:30 p. m. en el Auditorio ICPNA Miraflores (Av. Angamos Oeste 120) a las 7:30 p. m.
Foto: Difusi

La escuela de danza Terpsícore fundada y dirigida por Lili Zeni en 1984 destina en 2007 después de años de labor y experiencia en el ámbito dancístico un área profesional llamada Terpsícore Proyectos para impulsar, apoyar y difundir propuestas artísticas; montajes, coreografías, muestras fotográficas, conversatorios, talleres y encuentros de capacitación para maestros y bailarines profesionales.

Lili Zeni convoca a destacados elementos de la danza nacional e internacional para concretar intensas propuestas; con ello se logra obtener productos que resultan de la investigación y el entrenamiento en el que están comprometidos los integrantes de esta propuesta profesional.

Terpsícore Proyectos convertido en la actualidad en uno de los más reconocidos espacios dancísticos más reconocidos tiene entre sus principales producciones: Proyecto Equis, Ecuación que no se resuelve, Signos vitales, Irrevocable y MOR.

Lágrimas de Pastoruri es la quinta producción de Terpsícore Proyectos y fue creada para estrenarse en la vigésimo segunda edición del festival Danza Nueva.

Se trata de un espectáculo que integra diferentes lenguajes: música, danza, fotografía, video para discurrir en torno a un gran tema actual: los efectos del cambio climático.

Para ello el coreógrafo Rogelio López tomó como punto de partida el nevado de Pastoruri y su estado actual, de allí el título de la obra.

Se trata pues, de un montaje pleno de magia y de ritualidad entendida ésta como el vínculo de la comunión con el cosmos.

Para la maestra Lili Zeni, el arte es un poderoso llamamiento a la acción, en tanto que ilustra diversas y potenciales formas para cambiar el mundo.

Esto empujó a Terpsícore Proyectos a expresarse artísticamente con un tema actual, y para ello convocó una vez más al prestigioso coreógrafo costarricense Rogelio López maestro con quien viene trabajando hace varios años.

Bailarines intérpretes de esta puesta en escena son Lili Zeni, Neva Graham, José Ruiz Subauste y Franklin Dávalos.