Restauran enorme pintura Funerales de Atahualpa a la vista del público

El cuadro data de 1867 e ilustra el momento en que las hermanas y esposas de Atahualpa irrumpen a sus exequias, siendo frenadas por los soldados españoles ante un Pizarro impasible.

Una enorme pintura histórica considerada como una de las más emblemáticas de Perú, "Los funerales de Atahualpa", está siendo restaurada a la vista del público visitante del Museo de Arte de Lima (MALI) en una novedosa experiencia.

El cuadro, que mide 5,3 metros de ancho por 3,5 de alto, obra de Luis Montero, data de 1867, e ilustra el momento en que las hermanas y esposas de Atahualpa irrumpen a sus exequias, siendo frenadas por los soldados españoles ante un Pizarro impasible.

Se le ha llamado "el cuadro viajero", porque fue pintado en Italia y luego trasladado a Perú, para ser llevado como botín de guerra a Chile tras la contienda entre los dos países de 1879-83, y posteriormente devuelto a Perú.

Según fuentes del MALI, la idea de restaurar este óleo sobre lienzo a la vista del público visitante se explica por el afán del museo de visibilizar su departamento de restauración, que además de cuidar las obras propiedad del centro, presta este servicio inédito en Perú de restauración a particulares e instituciones poseedores de obras de arte.

Esta "restauración-exposición" se realizará hasta el 1 de mayo de 2011, fecha en que se espera concluyan los trabajos de intervención en el cuadro, y recogerá además muestras de los varios pasos por los que ha pasado la obra en todo este tiempo, de forma que quede visible el proceso de restauración y la historia del propio cuadro. EFE