Creada en 1970 por el arquitecto José María Peña, esta feria dominical cuenta con 270 puestos de venta y recibe a más 10 mil visitantes todos los domingos desde hace más de 40 año. 

Está ubicada en la plaza Dorrego, en el corazón del barrio de San Telmo, en Buenos Aires, Argentina y funciona todos los domingos de 10:00am a 5:00pm.

Cada domingo baúles, cajas, hierros, tablas, canastos, se superponen en un pocos minutos y asombran a los noctámbulos que alargan la noche con un café de última hora, y a los madrugadores que comienzan el día.

Pero tener uno de los 270 puestos de la Feria de San Telmo es difícil, casi exclusivo: se entra por riguroso sorteo a medida que van quedando los puesto libres y se debe disponer de mercadería anterior a los años 70´, no se puede dejar el puesto, el titular tiene que estar siempre y sólo puede tener a un ayudante durante dos horas.

Lleva el nombre oficial de "Feria de Cosas Viejas y Antigüedades de San Pedro Telmo" y  se construye sobre el adoquinado de la plaza y repite un ritual que se ha convertido en el corazón de un barrio que los domingos late de una manera muy especial.