Adex: Baja competitividad del Perú en ranking WEF afecta crecimiento

Gremio exportador señaló que los resultados obtenidos en el ranking del World Economic Forum "son incompatibles con la necesidad y posibilidad de mantener un crecimiento sostenido a tasas de alrededor del 6% anual".
RPP / Wilfredo Angulo

El presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Eduardo Amorrortu, se mostró preocupado por la débil posición de Perú en el ranking de competitividad del World Economic Forum (WEF) 2013-2014, donde ocupamos la posición 61 de 148 países, la misma de año pasado.

“El estar en la mitad inferior de la tabla significa que tenemos una débil posición frente a nuestros competidores en el mercado internacional”, expresó.

Señaló que existen varios factores críticos en el ranking en los que estamos por encima de la posición 100, como en el caso de Confianza en los políticos (131), Protección de la Propiedad Intelectual (120), Crimen Organizado (137), Calidad del Sistema Educativo (134) y Calidad de la Infraestructura (101), entre otros.

Amorrortu señaló que los resultados obtenidos “son absolutamente incompatibles con la necesidad y posibilidad de mantener un crecimiento sostenido a tasas de alrededor del 6% anual”.
 
La sostenida caída de las exportaciones, la muy alta deserción de empresas, en particular de las pymes y la desaceleración del crecimiento de la economía, se explican en parte, por estos pobres indicadores de competitividad”, refirió.
 
Añadió que el principal mensaje que hace falta subrayar en la mente de las autoridades públicas es que la competitividad es y tiene que ser un esfuerzo de todos. “De nada sirve que 2 ó 3 ministerios y un equipo reducido de técnicos hagan esfuerzos denodados por mejorar la competitividad si el resto de sectores no acompaña ese esfuerzo y, a veces, obstaculiza el trabajo”, señaló.

El titular de Adex dijo que la experiencia de los países asiáticos nos señala que ellos partieron de niveles de ingresos muy bajos hace algunas décadas y ahora están al nivel de países desarrollados o están en vías de serlo.

“Esto nos indica que el proceso de mejorar la competitividad y alcanzar altos niveles de desarrollo, debe ser una tarea liderada al más alto nivel político”, sentenció.