Gran parte de los trabajadores de los centros de contacto se dediquen a las ventas, de acuerdo con Apecco. | Fuente: Andina

Tras la publicación de la norma que prohíbe las promociones comerciales por teléfono, mensaje o correo electrónico sin consentimiento, la Asociación Peruana de Centros de Contacto (Apecco), el gremio de los llamados call centers, alertó que este cambio de norma pone en riesgo cerca de 20 mil puestos de trabajo en estas empresas.

Francisco Grillo, ex presidente del gremio, exhortó al gobierno a dejar en suspenso la norma hasta fin de año para que las 25 empresas asociadas puedan adaptarse a la nueva normativa.

"Con este cambio se ponen en riesgo 20 mil empleos directos, en su mayoría de jóvenes entre 18 y 23 años y también a cerca de 40 mil empleos indirectos", explicó el directivo.

Conversaciones truncas

La asociación detalló que, desde febrero, cuando el Poder Ejecutivo presentó un proyecto de ley similar sobre las llamadas de call centers, presentó las alternativas para que las molestas llamadas fueran mejor aceptadas por los usuarios.

Entre ellas, establecer horarios, número de llamadas y frecuencia entre ellas. Sin embargo, Jose Manuel Núñez, directivo del gremio, detalló que las conversaciones quedaron paralizadas en la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso y semanas después se publicó el DL con la nueva norma.

"Nosotros no entendemos por qué no se han tomado en cuenta las alternativas que ya se habían estado debatiendo", indicó en conferencia de prensa.

¿Más llamadas?

Los representantes del gremio consideraron que una de las posibles consecuencias de la medida sea que las empresas ahora tendrán que llamar a los clientes para asegurarse que tienen el permiso expreso de contactarse con ellos.

"Nosotros no manejamos bases de datos, sino son los clientes. Ellos dicen a qué usuarios se les tiene que llamar. Con un día de entrada en vigor de la norma aún no sabemos cómo se va a verificar tener este consentimiento", comentó Núñez.

0 Comentarios
¿Qué opinas?