Autoridades y funcionarios ya están en EE.UU. para reunión con MSCI

La delegación peruana, liderada por el ministro de Economía, Alonso Segura se reunirá con representantes de la firma MSCI para evitar que la plaza local bursátil sea degrada de "mercado emergente a uno frontrizo".
RPP - WILFREDO ANGULO

El titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Alonso Segura encabeza la delegación peruana que se reunirá hoy con la firma de índices bursátiles MSCI de Morgan Stanley, en la ciudad de New York, en Estados Unidos.

La cita tiene como objetivo dar a conocer las fortalezas de la economía del país y mostrar los avances en materia de desarrollo del mercado de capitales, específicamente en el mercado bursátil, realizados durante los últimos 24 meses, incluyendo la Ley N° 30341, Ley que Fomenta la Liquidez e Integración del Mercado de Valores, recientemente promulgada.

Esta firma anunció hace semanas que estaba evaluando reclasificar la plaza bursátil loca de "mercado emergente a uno fronterizo", es decir uno con mayores riesgos, debido a la poca liquidez de la Bolsa de Valores de Lima (BVL).

Las actividades se iniciarán en la mañana con una conferencia de prensa en la que participan Ministro de Economía y Finanzas; la Superintendenta del  Mercado de Valores, Lilian Rocca; el Presidente de la Bolsa de Valores de Lima ( BVL), Christian Laub; y el Presidente del Directorio de CAVALI ICLV, Francis Stenning.

Por la tarde, se llevará a cabo la reunión con los directivos del MSCI, encabezada por su presidente y CEO, Henry Fernández. En tanto que por la parte peruana liderarán la reunión el Ministro de Economía y Finanzas, la Superintendenta de Mercado de Valores, el Gerente General del Banco Central de Reserva (BCR), Renzo Rossini y el Presidente de la Bolsa de Valores de Lima.

Cabe resaltar que en el documento que hizo público la firma se informaba que la decisión la darían a más tardar el miércoles 30 de setiembre próximo.

Esta degradación según las estimaciones preliminares de la BVL, provocaría una posible fuga de capitales de entre US$1,500 millones hasta US$5,000 millones.