Cáceres: En Perú no hay sanciones por realizar lobby informal

Para poder trabajar formalmente como lobista en el país se debe estar inscrito en el registro de gestores de interés de la Sunarp, explicó la Asociación de Contribuyentes por Respeto.
RPP / Wilfredo Angulo

El director ejecutivo de Contribuyentes por Respeto, Fernando Cáceres, afirmó que en el Perú no existen sanciones por realizar lobbies informales y urgió en realizar un cambio en la legislación sobre gestores de intereses.

Explicó que para poder trabajar formalmente como lobista en el país se debe estar inscrito en el registro de gestores de interés de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp).

Precisó, sin embargo, que la actual Ley de Gestión de Intereses no contempla sanciones para las personas o empresas que realicen lobby sin estar inscritas en los registros públicos. Por ello solo unas 15 empresas estarían registradas en esta lista.

“Existe una Ley de Lobby, pero esta debería cambiarse para hacerla más sencilla y para abarcar los actos de gestión de interés de aquellas personas que no están inscritas (en Sunarp) y determinar cuál es la sanción si alguien hace un lobby y no está registrado”, declaró a RPP Noticias.

Cáceres dijo que la normativa sobre lobby es muy engorrosa, pues se pide sumillas de lo conversado durante las reuniones con funcionarios públicos e incluso informar cuánto se cobró por el servicio de gestión de intereses a las empresas.

Respecto a los últimos casos de lobby que implican a los ministros Eleodoro Mayorga y Milton von Hesse, y al extitular del Ministerio de Economía Luis Miguel Castilla, afirmó que no se configuraría delito de tráfico de influencias, pues -hasta donde se sabe- no habría existido pago o prebenda para el funcionario público.

Sobre la actuación de la abogada Cecilia Blume, quien pidió a Von Hesse agilizar trámites a favor de las empresas Exalmar y Fénix Power, señaló que en el primer caso habría actuado como gestora de interés propio, al ser directora de la pesquera.

Mientras que en el caso de Fénix Power sí habría fungido como gestora profesional de intereses, pues intercedió por la firma eléctrica ante el ministro Von Hesse a través de su empresa C&B Consult. Sin embargo, ni ella ni su empresa están inscritas en el registro de Sunarp.