Cambio del régimen laboral exportador afectará a más de 6 mil empresas

Los principales gremios empresariales del Perú advirtieron que derogar la Ley de Exportaciones No Tradicionales sería un duro golpe para el sector exportador y para la competitividad del país.
Foto: P

Los principales gremios empresariales del país manifestaron hoy su rechazo a la iniciativa legislativa que busca modificar el régimen laboral del sector exportador no tradicional y advirtieron que su aprobación afectaría a más de 6 mil empresas, lo cual pondría en riesgo más de 2 mil puestos de trabajo en todo el país.

El presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Juan Varilias explicó que la característica temporal de los contratos laborales (entre 1 y 3 meses) responde a la flexibilidad del mercado  y aseguró que en el mundo, todos sus competidores poseen la misma modalidad de contratación.    

“En la medida en que las empresas exportadoras tengan que atender sus pedidos de manera continua y durante todo el año, en esa misma medida los trabajadores gozaran obviamente de un trabajo y por consiguiente sus contratos se seguirán renovando. Si la actividad es menor los contratos tiene una relación directa a este tipo de tiempo. Contratos de exportación flexibles requieren contratos laborales flexibles”, sentenció. 

Desde hace varias semanas atrás está pendiente en el Pleno del Congreso el debate de los proyectos de ley que buscan derogar el Decreto Ley de Exportaciones No Tradicionales (D.L. 22342) y la Ley de Promoción del Sector Agrario (Ley 27360),  a fin de  que las empresas exportadoras de productos no tradicionales y el sector agrario,  en general,  estén obligadas a contratar de manera estable a sus trabajadores. 

Pero el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) Jorge Vvon Wedemeyer aseguró que esta es una acción populista de un grupo de parlamentarios (la bancada nacionalista y UPP), que ha sido propuesta con miras a las elecciones del próximo año y no con un carácter técnico.

A su turno, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Pedro Olaechea comentó que los contratos laborales de estabilidad absoluta son solo un sueño que ya han fracasado en otros países y destacó que es la educación a donde los parlamentarios deberían apuntalar.

El presidente de PERÚCAMARAS, Oscar Zapata no fue menos crítico y advirtió que la derogación de estos regimenes  afecta principalmente a las empresas  afincadas en las regiones. “Frenándose con ello la descentralización productiva que no se dará con “leyes”, sino en la medida en que se creen las condiciones para que la inversión se siga trasladando a provincias”.


De otro lado, el Juan Pari, presidente de la Comisión de Trabajo del Congreso y uno de los impulsores de los proyectos argumenta que ambas leyes se aprobaron con carácter temporal pero, como muchas otras, ya se convirtieron en permanentes pues han sido prorrogadas varias veces. Pero asegura que las ganancias del sector exportador no tradicional justifican un cambio en el régimen laboral.