La única manera de llegar a Camisea, la capital de Megantoni, es por río. Desde la comunidad de Nuevo Mundo, cerca Ucayali, son dos horas en peque peque  y desde Cusco se entra desde Quillabamba, cerca de seis horas. Al año, este distrito recibo entre 180 y 200 millones de soles de canon por la explotación del gas.

| Fuente: RPP Noticias

El puerto de Camisea casi siempre está lleno de peque peques y chalupas que trasnsportan personas y mercancías para su venta. Hay algunos colectivos que transportan a comuneros de las 28 comunidades que existen en el distrito.

| Fuente: RPP Noticias

En Megantoni, el saneamineto básico es un problema. A pesar de la riqueza que hay bajo el suelo, el 70% de personas tiene cobertura de agua, pero entubada y no tratada. Ninguna familia tiene desagüe, se usa en la zona pozos sépticos o silos.

| Fuente: RPP Noticias

En el día, la radiación es alta y algunos avisos recomiendan hacer uso de un bloqueador. Al mediodía, en época de friaje, la temperatura puede llegar a 28°C.

| Fuente: RPP Noticias

Cuando hay reuniones en el distrito, la casa comunal de Camisea, capital de Megantoni, recibe a comuneros de 28 comunidades indígenas. En ellas se juntan tanto funcionarios de la alcaldía como jefes de comunidad.

| Fuente: RPP Noticias

La presencia de la Iglesia es importante en la zona. Muchos de los comuneros y funcionarios en el distrito profesan algun tipo de fe.

| Fuente: RPP Noticias

Aproximadamente el 70% de niños del distrito de Megantoni tiene desnutrición crónica o padece de anemia. Muchas de las familias de la zona no saben cómo alimentar a sus hijos en edad de desarrollo.

| Fuente: RPP Noticias

La televisión llega a Camisea en forma de antenas. El sistema satelital permite que muchas personas se informen en la zona en restaurantes, albergues y hoteles.

| Fuente: RPP Noticias

El menú de un céntrico restaurante en Camisea. Aunque la comida no parece diferir mucho de lo que se podría servir en Lima, el costo de los platos se encarece debido a la lejanía de ciudades como Quillabamba u otras de Cusco.

| Fuente: RPP Noticias

Los pastilzales normalmente son fangosos debido a las lluvias en la zona. Muchas veces, el agua empozada facilita la proliferación de zancudos transmisores del dengue.

| Fuente: RPP Noticias

El colegio de Megantoni sirve muchas veces para actividades oficiales. En la foto, el alcalde Daniel Ríos presenta el balance de los primeros cien días de gestión del nuevo gobierno local.

| Fuente: RPP Noticias

El acoholismo es el principal problema social de Megantoni. En algunas comunidades, como Camisea, se ha empezado a prohibir la venta bebidas luego de las 11 de la noche debido a la bulla y peleas que se originan. En la zona no existen otro tipo de distracciones para lo jóvenes. La violencia doméstica también está asociada al consumo de estas bebidas.

| Fuente: RPP Noticias

Al amanecer, el agua de las lluvias y del bosque se evapora y cubre las comunidades con una suerte de neblina.

| Fuente: RPP Noticias

Las microredes de salud cuentan con cuatro profesionales: Un médico, dos enfermeras y un profesional que realiza su SERUM. Los pobladores indican que con ese personal no se abastece la atención. Las infecciones y enfermedades respiratorios son las principales afectaciones a los lugareños.

| Fuente: RPP Noticias

Cinco pueblos indígenas viven en Megantoni. Algunos de ellos también se dedican a vender artesanías, sobre todo mujeres, que en se asocian para tener participación civil en la gobernanza de sus comunidades.

| Fuente: RPP Noticias

El deporte es otro modo de distracción de los habitantes de Megantoni. Redes de voley son comunes en algunos patios de hospedajes. 

| Fuente: RPP Noticias

En Camisea sí hay luz doméstica, pero el alumbrado público es mínimo. En otras comunidades, como Kirigueti, no se cuenta con energía eléctrica. Existen proyectos que ya se han presentado al Ministerio de Energía y Minas para electrificar la mayor cantidad de comunidades, pero aún están a la espera de ser revisados.

| Fuente: RPP Noticias
¿Qué opinas?