Chrysler fabricará más de 100.000 Fiat 500 para EEUU y Latinoamérica

El fabricante Chrysler invirtió 550 millones de dólares en su planta de Toluca centro de México.
Foto EFE
El fabricante Chrysler, controlado por el italiano Fiat, invirtió 550 millones de dólares en su planta de Toluca,
centro de México, para producir allí anualmente al menos 100.000 vehículos Fiat 500 para Estados Unidos y Latinoamérica, anunció este lunes el presidente mexicano.

"La producción de este modelo implica una inversión de 550 millones de dólares que van a generar 400 empleos directos y más de 1.200 empleos indirectos", señaló el presidente Felipe Calderón en la ceremonia de anuncio de la inversión, en la planta de Chrysler en Toluca, 67 km al oeste de la capital.

Entre 100.000 y 130.000 unidades de la nueva versión del histórico automóvil conocido como "Cinquecento" en Italia, su país original, serán producidas en esa planta, una de las cinco que Chrysler posee en México.

Su distribución empezará a finales de este año en Estados Unidos y América Latina, aseguró en el acto el presidente de Fiat, el italiano Sergio Marchionne.

El ejecutivo defendió su apuesta por otorgar a México esta codiciada producción al indicar que "tiene una posición ideal como un puente entre el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte o Nafta, en inglés) y Latinoamérica".

Marchionne aseguró que "México jugará un rol clave en la renovación de Chrysler", el gigante estadounidense que tuvo que ser rescatado por Estados Unidos el año pasado y pasó a ser controlado por Fiat.

La intención de Chrysler, anticipó, es otorgar la fabricación de otros vehículos ligeros a México.

A pesar de que el 70,8% de los vehículos exportados por México el año pasado fueron enviados a Estados Unidos, el ejecutivo italiano se comprometió a que "una porción importante del Fiat 500 será para Latinoamérica", sin especificar cifras.

Calderón destacó el impulso que esta inversión significará para el sector automotor en su país, un ámbito que representa uno de cada cuatro productos manufacturados exportados y el 20% del PIB manufactero del país.

El gobierno mexicano, que pronostica un aumento de 3% de su PIB, considera estratégico a este sector para retornar este año a la senda del crecimiento después de la grave caída de 2009, que se estima en 6,8%.

El mandatario consideró "clave" la llegada a la fábrica de Toluca del Fiat 500, un "icono" que ha vendido millones de unidades en su medio siglo de historia y cuyas versiones anteriores recibieron famosos sobrenombres como "Cinquino", "Topolino" o "Fitito".

Marchionne, por su parte, lo puso como "un ejemplo de la experiencia de Fiat en el segmento de pequeños vehículos y en tecnologías de ahorro de gasolina", un aspecto que consideró vital para Chrysler, que tiene el
"compromiso de mejorar la eficiencia de gasolina en 25% para el 2014".

También auguró que el Fiat 500 será nombrado Auto del Año en Europa en 2010 y que, sobre todo, debe jugar un papel fundamental en la "redención de Chrysler".

Fiat cerró 2009, el año del rescate de Chrysler, con pérdidas netas por 1.200 millones de dólares pero esperar volver al terreno de la ganancias en 2010, siempre que continúen las ayudas para incentivar la compra de vehículos nuevos en Italia y Europa.
AFP