La empresa colombiana Interconexión Eléctrica (ISA) suscribió hoy el contrato para la construcción y operación de una línea de transmisión eléctrica de 530 kilómetros de largo entre las localidades norteñas peruanas de Zapallal (Lima), y Trujillo (La Libertad), informaron fuentes oficiales.

El contrato de concesión, a un plazo de 30 años, fue firmado en el Palacio de Gobierno de Lima, con la presencia del presidente peruano, Alan García, y del ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez.

Según la información oficial, ISA obtuvo la concesión al ofrecer un costo de servicio total por año de 25,8 millones de dólares, con una inversión de 167,5 millones de dólares.

La línea de transmisión Zapallal-Trujillo tendrá una tensión de 500 Kv (kilovatios), una capacidad de transmisión mínima de 600 MW (Megavatios) y una longitud aproximada de 530 kilómetros.

La obra reforzará el sistema de transmisión eléctrica que enlaza el centro con el norte del país y permitirá el abastecimiento "oportuno y confiable" de la energía para el mediano y largo plazo, destacó la nota oficial.

Además, la construcción continuará la línea de transmisión sureña Chilca-La Planicie-Zapallal en 500 Kv, que también se adjudicó al sector privado y está en plena ejecución.

"La construcción de esta troncal de 500 Kv en la costa, va a permitir expandir el sistema y dotarlo de mayor confiabilidad y la creación de un mercado mucho más activo y dinámico", aseguró el ministro Sánchez.

El ministerio de Energía y Minas destacó que el grupo ISA cuenta con diez empresas que lo consolidan como el mayor transportador internacional de energía de América Latina, con más de 38.000 kilómetros de circuito de alta tensión.

EFE