El consumo privado registró durante mayo un leve crecimiento de 2.5 por ciento. No obstante, la demanda interno se contrajo 3.9 por ciento, informó el Banco Central de Reserva (BCR).

El ente financiero detalló que dicho incremento se debe a la expansión de los ingresos totales de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada en Lima Metropolitana (2.2 por ciento) y del empleo urbano (1.1 por ciento).

También influyeron el aumento de los créditos de consumo otorgados por el sistema financiero (10.2 por ciento), así como las mayores ventas totales de supermercados (15.8 por ciento).

La producción de bebidas energizantes, agua embotellada de mesa, yogurt y bebidas gaseosas mostraron una evolución positiva.

En tanto, los detergentes, la cerveza, leche evaporada, cocoa, el champú y jabón de tocador disminuyeron.

El menor ritmo de crecimiento se refleja en el deterioro de las ventas de vehículos familiares, así como la importación de electrodomésticos.

En mayo, la venta de vehículos nuevos de uso familiar decreció 21.7 por ciento respecto a igual mes del año anterior. La venta total de vehículos nuevos disminuyó 31.9 por ciento en el quinto mes del año.

Mientras, la importación de electrodomésticos fue de 38.3 millones de dólares en mayo, lo cual representa un descenso de 12.1 por ciento respecto a mayo del año anterior.