RPP

Dentro del plan nacional de acción para la niñez y la adolescencia, el gobierno tiene como metas al 2016, reducir la desnutrición infantil al 10%, reducir la anemia al 20%, incrementar la cobertura de agua potable y educación infantil al 85%, señalaron los ministerios de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), y de Inclusión Social (Midis).

Paola Bustamante, ministra del Midis señaló que el presupuesto ejecutado a la fecha en programas sociales este año asciende a 3400 millones de soles y el próximo año alcanzaría los 4000 millones de soles, con énfasis en extender la red de agua potable en poblaciones indígenas

"Y la prioridad de seguir cerrando brechas de cobertura en agua por ejemplo en las zonas más alejadas que va permitir la reducción de la desnutrición infantil", precisó.

La política de "primero la infancia" tiene como metas que los bebes que nazcan entre 9 y 10 meses tengan un peso adecuado, los de 2 años caminen solos, los de 3 años se comuniquen bien verbal mente, y entre 2 y 5 años representen sus vivencias.

La inversión en la primera infancia es vital porque durante ese tiempo el ser humano desarrolla el 90% de su capacidad, además de ser una inversión rentable según el premio nobel James Heckman, indicó Paul Martin, representante de Unicef en el Perú.

"Por cada dólar invertido en la primera infancia, es decir de 0 a 5 años, el país recibe directamente 7 dólares e indirectamente otros 10 dólares en reducción de costos de repitencia escolar, problemas de salud, etc", detalló.

A pesar de que el Perú aumentó su inversión en la niñez, el país sigue siendo uno de los últimos en Latinoamérica.