EEUU: creación fuerte de empleo y mínima tasa de desocupación

El crecimiento de los salarios es la pieza que falta en la recuperación del empleo, y sin incrementos significativos, muchos economistas dicen que la Fed no tendrá prisa para subir las tasas, que ha mantenido cerca del cero por ciento desde diciembre del 2008.
AFP

El crecimiento del empleo en Estados Unidos se mantuvo a un ritmo fuerte en octubre mientras que la tasa de desocupación bajó a un nuevo mínimo en seis años de 5,8 por ciento, subrayando la resistencia de la economía de cara a la desaceleración de la demanda global.

Pero a pesar del fortalecimiento del mercado laboral, el crecimiento de los salarios siguió a un ritmo débil, sugiriendo que la Reserva Federal no tendrá prisa para comenzar a subir las tasas de interés.

Los empleadores incorporaron 214.000 nuevos puestos a sus nóminas el mes pasado, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

Los economistas encuestados por Reuters estimaban que se crearían 231.000 puestos de trabajo nuevos el mes pasado y que la tasa de desempleo se mantendría sin cambios en 5,9 por ciento.

La caída de la tasa de desempleo ocurrió incluso a pesar de que aumentó el número de personas que entraron a la fuerza laboral, una señal de solidez en el mercado de trabajo.

Los datos de agosto y septiembre fueron revisados para mostrar que se crearon 31.000 más empleos de lo reportado anteriormente.

"Estados Unidos puede sostener un crecimiento bastante fuerte, incluso cuando existen preocupaciones por la desaceleración del crecimiento en lugares como China y la zona euro", dijo Jeff Greenberg, un economista de JP Morgan Private Bank en Nueva York.

Greenberg hizo los comentarios antes de la divulgación del reporte del empleo.

La creación de puestos ha excedido los 200.000 en cada uno de los últimos nueve meses, un ritmo lo suficientemente fuerte como para mantener a la economía en un sendero de mayor expansión tras el crecimiento a un ritmo de 3,5 por ciento en el tercer trimestre.

El mes pasado, la Fed expresó un tono optimista sobre el cuadro laboral al poner fin a su programa de compras de bonos, abandonando su caracterización de la debilidad del mercado de trabajo como "significativa" y reemplazándola como "en disminución gradual".

Pero probablemente no alcance con los aumentos de las nóminas para convencer al banco central estadounidense de comenzar a subir las tasas antes del segundo semestre del 2015, dado que la inflación continúa baja.

REUTERS