El Estado peruano tiene tres grandes retos en el desarrollo de la institucionalidad intercultural en el país, sostuvo María Balarin, investigadora asociada del Grupo de Análisis para el Desarrollo - Grade.

Durante el Seminario Internacional: "Cambios Institucionales para un Estado más inclusivo", indicó que el Estado debe definir los límites entre soberanía y autodeterminación, lo cual involucra el riesgo, por un lado, de que se defina una noción de interculturalidad meramente cosmética y de que se termine generando autonomías que vayan en contra de los intereses del Estado y de la ciudadanía en general.

Asimismo, definir la noción de identidad indígena, para poder operacionalizarla y generar una respuesta en términos de políticas públicas.

Finalmente, mencionó que falta definir los alcances y límites de las políticas de reconocimiento y redistribución, a fin que el desarrollo nacional verdaderamente inclusivo y que beneficie a todos los ciudadanos.