REUTERS

Mañana 30 de junio a la medianoche finaliza el programa de rescate financiero para Grecia, este país debe pagar cuatro préstamos por un total de 1.600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El programa de ayuda expirará el martes por la noche", anunció el presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem, quien consideró que Grecia había ha roto las negociaciones.

Hace un par de semanas, el Banco de Grecia alertó, por primera vez, de que la falta de acuerdo entre Atenas y sus acreedores llevará a la salida del país del euro.

Si el país heleno no paga podría desatar una serie de eventos que podrían llevar a su salida del bloque monetario,  la Unión Europea. Aunque Atenas pidió prolongar la vigencia del rescate, que expira este martes.

Referéndum

El viernes pasado a última hora de la noche, el primer ministro griego Alexis Tsipras convocó para el domingo 5 de julio un referéndum en el que la ciudadanía deberá decidir sobre la propuesta del programa de reformas y de ahorro de los acreedores internacionales (el BCE, la CE, el FMI).

Cierres

Desde este lunes y hasta el próximo 6 de julio, los bancos en Grecia permanecerán cerrados y los retiros de efectivo están limitados a 60 euros diarios por persona, como medidas anunciadas por el gobierno griego para evitar el colapso.

¿Cómo empezó?

El sábado 6 de diciembre de 2008 muere, por el disparo de un policía, Alexandros Grigorópulos, un adolescente de 15 años, en medio de una situación de descontento social por la percepción de corrupción gubernamental, que habían provocado movilizaciones previas.

El 12 de enero de 2009, un informe de la Comisión Europea acusa a Grecia de irregularidades sistemáticas en el envío de datos fiscales a esta entidad con sede en Bruselas.

Meses más tarde el 21 de abril, empiezan oficialmente las negociaciones entre el Gobierno griego, la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y es el 19 de mayo, cuando Grecia recibe el primer tramo de ayuda europea.

En estos últimos años las agencias de calificación como Standard & Poor's, Fitch Ratings y Moody's han llegado a rebajar la deuda griega prácticamente situándola al mismo nivel que el bono basura.

En 2010 el Gobierno heleno anuncia el despido de unos 20.000 trabajadores de 151 empresas con capital público. Los subsiguientes años se realizan miles de despidos.

Empiezan con más fuerza las huelgas generales a nivel nacional contra los planes de austeridad emprendidos por el gobierno para resolver la deuda griega, se estima que los manifestantes llegaron a 500 mil en la calles.

El desempleo en Grecia alcanzó un nuevo récord en octubre de 2012 al alcanzar la tasa de paro el 26,8%. En octubre de 2009, cuando comenzaba la crisis de deuda soberana griega, la tasa de paro se situaba en el 10%. Los más afectados son los jóvenes de entre 15 y 24 años.

El 12 de junio de 2013, la televisión pública griega, la ERT, deja de emitir en los primeros minutos de la madrugada. Casi 3.000 trabajadores se quedan en la calle. El Gobierno griego anuncia que la empresa volverá a operar con una plantilla reducida (700 empleados), pero la decisión provoca airadas reacciones de trabajadores, medios de comunicación y sindicatos.

Los suicidios aumentaron bruscamente. Muchas familias de clase media pasaron a depender de los comedores de beneficencia.

¿Qué impactos negativos tendría en la eurozona?

El gobierno impondría un congelamiento a los retiros de los bancos y limitar el dinero que la gente podría sacar del país, provocando que los griegos vacien sus cuentas bancarias antes de que su valor monetario sea inferior.

La probable depreciación de la divisa podría ser también inflacionaria. Haría que los bienes importados, que en Grecia incluyen mucha de su comida y medicina, se volvieran más caros.

Este desenlace extremo tampoco le saldría barato a Europa, en términos económicos o políticos, pues existen temores que se cree el precedente de una nación escogiendo retirarse del euro en vez de cumplir sus obligaciones con ese bloque económico.

EFE/REUTERS/DW/RTVE

 

 

Sepa más: