En pocos días entrará en funcionamiento una nueva planta de generación térmica en Chilca, operada por Termochilca, la misma que generará 200 megavatios (MW) y permitirá incrementar la reserva energética hasta por 1.400 MW a finales del 2013.

Así lo anunció el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino quien indicó que la central eléctrica utilizará para su generación gas natural transportado desde Camisea.

"Este año vamos a ingresar 1.400 MW nuevos al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), cuya demanda era de alrededor de 400 MW. Se ha aumentado considerablemente el margen de reservas de energía, incluso para la época de estiaje", afirmó.

Merino explicó que la planta de generación térmica es de ciclo simple, en una primera etapa, pero que se espera desarrollar infraestructura para que opere a ciclo combinado y aproveche así el gas natural utilizado en la generación de energía eléctrica.

Asimismo dijo que se está avanzando para tener una matriz energética confiable, a lo que se suma el Nodo Energético del Sur, cuya buena pro se dará a mediados de noviembre, así como la promoción para la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas en todo el país.

Destacó el uso de alta tecnología en la construcción de la planta de Termochilca, la cual inyectará 300 MW al sistema interconectado en el 2016 y 600 MW en el 2018.

Consolidación del GNL
De otro lado, Merino anunció que el Gobierno comenzará a trabajar “fuertemente” a nivel nacional en la utilización del gas natural licuado (GNL), debido a que es un gas barato que se hace en el Perú ) y puede sustituir el diesel.

“Se impulsará un proyecto en la costa norte y sur para instalar grifos de GNL, que es distinto al GNV (gas natural vehicular), ya que permite transportes mucho más largos, hasta de mil kilómetros”, explicó.

Durante su recorrido por la planta termoeléctrica el ministro estuvo acompañado por el viceministro de Energía, Edwin Quintanilla, la gerente general de Termochilca, Tatiana Alegre, así como otros directivos de esa empresa.