Rpp/Henry Urpeque

El cobro de pensiones adelantadas, el direccionamiento en la  compra de útiles y/o  uniformes y la exigencias de cuotas de APAFA, son algunas de  las principales infracciones que cometen los colegios privados del país en perjuicio de los padres de familia, informó hoy el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad (INDECOPI).

Entre otras de irregularidades que cometen los colegios particulares figuran el no brindar información por escrito, el cobro de intereses moratorios superiores al legal, además del cobro de matrículas mayores a las  pensiones, agregó el secretario técnico del  Indecopi, Edwin Aldana.

"En años anteriores, las principales infracciones que cometían los colegios estaban referidas a  la exigencia a los padres de familia de  la contratación de un determinado seguro para los niños. Hoy lo que más se puede detectar son los cobros indebidos. Incluso en lo que respecta al cobro de pensiones adelantadas, se está reduciendo el nivel de incidencias", detalló Aldana.

Sólo entre enero y noviembre del 2011 la institución sancionó a 1.336 centros educativos particulares (de todos los niveles socioeconómicos)  a nivel nacional, por  infringir el Código de Protección y Defensa del Consumidor, de cuales  272 están en Lima, imponiéndoles  a estos multas por 649 mil soles en conjunto.

Según lo establecido en el Código de Protección de Defensa del Consumidor las sanciones a los proveedores infractores pueden llegar hasta las 450 Unidades Impositivas Tributarias.

Asimismo el Indecopi  informó que en el 2011 se investigó a 643 colegios particulares, de los cuales a 350 se les inició procedimiento sancionador. En el 2010  el número de colegios investigados llegó a los 577, mientras que a 251 se les inició proceso sancionador.

Además de las sanciones, el Indecopi ordenó  a los colegios corregir la conducta infractora y devolver los montos cobrados sin autorización a los padres de familia.

Hoy el Indecopi presentó su campaña de fiscalización a colegios privados del país para el año 2012, e indicó que con este tipo de campañas espera que se reduzcan el número de colegios sancionados y el número de infracciones cometidas.

El organismo regulador instó a los padres de familia a denunciar los abusos y colaborar con la fiscalización.

"Tenemos que tener un Indecopi proactivo, además el Indecopi debemos ser  todos, para llevar a cabo un mejor Estado y un mejor sistema de protección al consumidor, sobretodo en un tema tan sensible como es el servicio que deben de brindar los colegios", indicó el presidente del consejo directivo del Indecopi, Hebert Tassano.

Sin embargo, el Indecopi también actúa de oficio. Como en años anteriores las inspecciones se realizan mediante la modalidad de "consumidores incógnitos". Es decir, los fiscalizadores acudirán sorpresivamente a los planteles como si fueran padres de familia. En el caso de que se detectaran irregularidades, los inspectores del Indecopi, levantarán  expedientes y se iniciarán los procesos sancionadores de ley.