foto: EFE

Los diecisiete países del euro firmaron hoy el tratado de funcionamiento del fondo permanente de rescate para que pueda entrar en vigor el próximo 1 de julio, un año antes de lo previsto originalmente, informaron fuentes diplomáticas.

La firma del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) estaba prevista en principio para el Eurogrupo del próximo día 20, pero finalmente se decidió que, en lugar de los ministros de Finanzas, fueran los embajadores los encargados de suscribir el enmendado tratado, a fin de asegurar que haya tiempo para llevar a cabo la ratificación en los países antes de su entrada en vigor.

Los líderes europeos ya dieron su respaldo al tratado el pasado lunes en la cumbre informal que mantuvieron en Bruselas y estuvieron de acuerdo en que, a partir del 1 de marzo de 2013, sólo se beneficien de las ayudas del MEDE los países que ratifiquen el pacto fiscal.

"Este mecanismo permanente de crisis contribuirá a aumentar la confianza y la garantía de la solidaridad y la estabilidad financiera en la zona del euro", señaló el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un comunicado.

Van Rompuy destacó que con el MEDE "se crea un cortafuegos permanente con un amplia gama de herramientas y una sólida base financiera, para salvaguardar la estabilidad financiera".

El fondo permanente es una institución financiera internacional, con sede en Luxemburgo y fundada por los Estados miembros de la zona euro, con un volumen máximo de préstamo inicial de 500.000 millones de euros.

El instrumento contará con un capital suscrito de 700.000 millones, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital por parte de los Estados de la zona euro y los 620.000 millones restantes se darán como capital movilizable y garantías.

El MEDE conviviría durante un tiempo con el fondo temporal o Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y durante ese periodo la capacidad de préstamo combinada no superará los 500.000 millones.

Van Rompuy recordó, sin embargo, que según lo acordado en la cumbre europea de diciembre la adecuación de los recursos será revisada en la próxima reunión de líderes de marzo.

Alemania sigue alegando que no es el momento de abordar esta cuestión, pero algunos observadores afirman que, después de haberse firmado el pacto fiscal, Berlín podría aceptar combinar los fondos del MEDE y del FEEF como proponen algunos países, de manera que la eurozona disponga de un "alcance de tiro" de 750.000 millones para rescatar a países con problemas.

El Consejo de Gobernadores podrá revisar regularmente y al menos cada cinco años el volumen máximo de préstamo. Las aportaciones directas deben ser realizadas en cinco pagos anuales equivalentes al 20 % del monto total que corresponde a cada país.

El nuevo texto introduce el punto acordado en la cumbre de diciembre de que, durante la aportación progresiva del capital desembolsado, se acelerarán los pagos de capital para mantener un coeficiente mínimo del 15 % entre el capital desembolsado y el saldo vivo de emisiones del MEDE y para garantizar una capacidad de préstamo combinada con el FEEF de 500.000 millones de euros.

EFE