FMI
Se estima que más de 17 millones de personas han entrado en una situación de pobreza dentro de la región. | Fuente: EFE

Los países de Latinoamérica y el Caribe no recuperarán el nivel de actividad económico que tenían antes de la pandemia de COVID-19 hasta el 2023, según estima el Fondo Monetario Internacional (FMI).

E incluso, el producto bruto interno (PBI) que se tenía previo al coronavirus, no regresará hasta el año 2025.

"Según el pronóstico, el producto de la región retornará a los niveles previos a la pandemia apenas en 2023, y PBI per cápita lo hará en 2025, es decir, más tarde que otras regiones del mundo", dijo Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo.

La crisis ha repercutido "desproporcionadamente en el empleo". Las mayores perdidas de puestos de trabajo han afectado a mujeres, jóvenes y trabajadores informales.

Además, se estima más de 17 millones de personas han entrado en situación de pobreza dentro de la región.

Pese a que estos países ya habían comenzado a revertir la devastación económica de la pandemia, el recrudecimiento de los casos "amenaza con frustrar una recuperación que ya es desigual y con agravar los enormes costos sociales y humanos".

Sin embargo, el FMI ha elevado su pronóstico de crecimiento regional para 2021 en 4.1%, ante los resultados más sólidos de lo previsto en 2020 y la expectativa de que se amplíen las campañas de vacunación contra la COVID-19.

Cabe indicar que hay importantes diferencias entre los países. Se estima un crecimiento al alza para Brasil, México, Chile, Colombia y Perú; pero a la baja para la región del Caribe pues la reanudación del turismo ha tardado más de lo previsto.