Marcas coreanas siguen ganando terreno en mercado automotriz peruano

Al cierre del 2011 obtuvieron una participación del 23% y este año se espera que alcancen el 30%, según estimación de Kia Perú.
Evelyn Aranda/RPP

La brecha entre las marcas japonesas y coreanas en el mercado  automotriz peruano continúa acortándose. Muestra de ello es que entre el 2007 y el 2011,  la participación de estas ha pasado de 13% a 23%.

En estos cinco años, la participación de Hyundai, una de las dos marcas coreanas más importantes en el Perú, pasó de 8.9% a 13,6%, y Kia, la otra marca coreana con más clientes en el país, subió de 3.3% a 9%.

En ambos casos, el avance ha afectado sobre todo la participación de las potentes marcas japonesas. No han afectado, por ejemplo, a la fracesa Renault, que en el mismo periodo duplicó su participación, pero pasando de 0,8% a 2%.

Hoy el 28% (40.557 unidades) de todos los autos registrados en el país, que el 2011 ascendieron a 144.485 unidades, correspondieron a unidades de procedencia coreana,  mientras que el 19% (28.540 unidades, de origen japonés, según información de la Asociación Automotriz del Perú.

¿A qué responde? De acuerdo al gerente general de Kia, Luis Mariátegui, a la mayor oferta que hoy cuentan las marcas coreanas, a la mejora tecnológica y de calidad de sus modelos, características que han permitido que sus unidades tengan un mayor valor de reventa.

"Las marcas coreanas también tienen red de servicios a nivel nacional, cuando antes el público pensaba que sólo lo tenían las japonesas. Hay una mejor tasa de abastecimiento de repuestos, para lo cual se hace una evaluación más acuciosa de lo que pide el cliente, además ofrecen tiempo de garantías por los autos, muy parejos a la competencia", sostuvo Mariátegui en declaraciones a RPP Noticias.

Conviene indicar que Kia ya viene ofreciendo a sus clientes hasta 5 años de garantía ó 100.000 kilómetros, monto similar al que ofrecen algunas de sus  competidoras japonesas,  como Toyota.

Sin embargo, un factor fundamental del crecimiento acelerado presentado por las automotrices coreanas, por lo menos en los últimos dos a tres años, es el tipo de cambio del yen contra el won, lo que ha hecho que los precios de las coreanas sea cada vez más competitivos respecto a las marcas japonesas.

Mariátegui detalló que en el caso de Kia, los precios de sus vehículos van desde los US$8.999 hasta los US$40.000, permitiéndoles atender a todos los segmentos del mercado, incluso el de taxis.

Perspectivas

Para el cierre de este año, Mariátegui estimó que la participación de las marcas coreanas en el mercado peruano se ubicará en 30%, cifra importante, teniendo en cuenta que  el mercado de autos nuevos mostrará un crecimiento de entre 10% a 12%, colocándose unas 170.000 unidades.

Sólo Kia espera vender este año unas 17.000 unidades  y lograr una participación del 10% del mercado. 

Estas declaraciones las ofreció en el marco del lanzamiento de su nuevo modelo Rio, con el que espera concretar ventas  por  5.000 unidades.

Sepa más: