Foto: Efe
Los mercados neoyorquinos del NYSE Euronext y el NASDAQ OMX informaron hoy que están trabajando con la autoridad reguladora de EE.UU. para determinar el motivo por el que la Bolsa de Nueva York cayó un 9% el pasado 6 de mayo durante un lapso de tiempo de unos veinte minutos.

Ambos grupos bursátiles emitieron hoy un comunicado de prensa conjunto en el que indicaron que se "han comprometido a trabajar junto a la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) y los otros reguladores para determinar la causa por la que los mercados cayeron el jueves".

También se comprometieron, según el comunicado, "a desarrollar soluciones que promocionen una mayor estabilidad de los mercados, su eficiencia y transparencia".

La Bolsa de Nueva York vivió el 6 de mayo una de las sesiones más dramáticas de su historia, acuciada por los nervios sobre la situación de Grecia y al parecer por un error humano, que después obligó al mercado tecnológico Nasdaq a cancelar las contrataciones de sus veinte minutos más frenéticos y a abrir una investigación oficial.

El Dow Jones llegó a bajar un 9,17% (-997,21 puntos) y situarse en 9.869,62 puntos y el selectivo S&P 500 perdió hasta un 8,58% y rozó los 1.065,79 puntos, mientras que el Nasdaq descendió un 9,01% hasta 2.185,75 puntos, para atenuar posteriormente su descenso.

Finalmente el Dow Jones cerró con una pérdida del 3,2% (-347,80 puntos) y se ubicó en 10.520,32 puntos, el S&P 500 bajó el 3,24% (-37,72 puntos) hasta 1.128,15 puntos y el mercado Nasdaq, el 3,44% (-82,65 puntos) para acabar en 2.319,64 puntos.

NYSE y NASDAQ subrayaron el domingo su apoyo a la SEC, con sede en Washington, por su "continuado liderazgo durante estos momentos críticos para los mercados globales".

"Estamos de acuerdo en que un proceso constructivo promoverá la confianza de los mercados financieros para los inversores, las empresas que cotizan y todos los participantes de los mercados", agregaron esos dos mercados en los que cotizan la mayor parte de las empresas estadounidenses.

Como resultado de las turbulencias del pasado jueves, las más intensas desde el hundimiento del banco Lehman Brothers en 2008, los mercados estadounidenses han perdido ya todo lo ganado en lo que va de año.

Ese mismo 6 de mayo la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos y la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC), junto a otras entidades reguladoras y los mercados de valores abrieron una investigación para revisar la "inusual actividad bursátil que se produjo durante unos momentos" ese día.

Alertaron también de que "hay que tomar las medidas adecuadas para proteger a los inversores" e informaron de que harán públicos los resultados de esas pesquisas, así como las "recomendaciones" apropiadas.

En Washington, los legisladores también han mostrado su inquietud ante lo destructivo que puede ser un incidente así y han iniciado un debate sobre la regulación de una actividad que muy poca gente entiende claramente y que queda enormemente diluida entre millones de agentes e intermediarios interconectados entre sí.

Aunque el NYSE tiene sistemas cortafuegos para ralentizar la actividad cuando se detecta una irregularidad (y derivar las operaciones electrónica a operadores de bolsa que funcionan bajo el sistema tradicional de subastas), existe una decena de plataformas electrónicas más que no aplican ese tipo de mecanismos.

Un subcomité de finanzas de la Cámara de Representantes convocó una audiencia para el próximo martes en la que se examinará lo ocurrido, al tiempo que el presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo el viernes que las autoridades reguladores están evaluando la situación con la preocupación de proteger a los inversores y evitar que se repita el hecho.

El grupo NYSE Euronext es la mayor plaza bursátil del mundo en volumen monetario y en número de empresas adscritas.

El Nasdaq (National Association of Securities Dealers Automated Quotation) es la bolsa de valores electrónica automatizada más grande de Estados Unidos y en ella cotizan más de 3.600 compañías y corporaciones.

-EFE