El Gobierno peruano debe derogar el Decreto Ley 22342 que estableció el régimen laboral temporal para el sector textil-confecciones, pues amenaza el desarrollo de esta industria, afirmó  el secretario general de IndustriALL Global Union, Jyrki Raina.

En declaraciones a RPP Noticias, el dirigente representa a una organización mundial de trabajadores organizados en federaciones nacionales de 140 países, advirtió que el sector textil en el Perú está muy mal pagado y sus trabajadores reciben un sueldo muy bajo.

“Los trabajadores del sector textil y confecciones tienen salarios muy bajos, horas de trabajo muy largas y casi el 100% de los trabajadores tienen contratos temporales, esto no es un trabajo decente y es una amenaza para el futuro desarrollo de esta industria”, dijo en Ampliación de Noticias.

Raina recordó que hace dos meses, seis importantes marcas de Estados Unidos, entre las que se encontraban Nike, Wrangler y Calvin Klein, escribieron una carta al presidente Ollanta Humala pidiendo derogar el DL 22342 que permite contratos temporales.

He encontrado algunas personas que han trabajado 25 años con contratos temporales de seis meses o menos. Esto no puede ser”, remarcó.

Señaló, además, que se debe permitir la sindicalización de estos trabajadores para que puedan negociar con sus empleadores. Dijo que el no hacerlo va en contra de las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Es una falta sistemática porque esta ley fue creada en 1978 para un sector naciente que ahora ya tiene 35 años, por lo tanto tenemos que llevar a estos trabajadores a un régimen común”, aseveró.

Raina dijo esperar que el Congreso ponga esta derogación en su agenda "lo más antes posible porque la reacción de las marcas internacionales es clara, ahora el cliente está preguntando en qué condiciones han producido mi ropa".

Como se sabe, el DL 22342, conocido como Ley de Promoción de Exportación No Tradicional, limita los derechos laborales de los trabajadores del sector textil-confecciones, sujetándolos a contratos eventuales, sin derecho a la negociación colectiva, huelga, sindicalización y estabilidad laboral.