El jefe de Estudios Económicos del BBVA Continental, Hugo Perea, advirtió que existe el riesgo de que las autoridades terminen “sobre reaccionando” si implementan medidas preventivas contra la formación de una burbuja inmobiliaria y al final este fenómeno no se llega a producir.

Explicó que, en general, es muy difícil identificar si el alza del precio de las viviendas obedece a factores fundamentales o son de carácter especulativo, debido que esto refleja decisiones de compra y venta que incorporan expectativas sobre el futuro.

“Algunos  sugieren que se debe actuar preventivamente, es decir si hay ciertos indicios pues hay que actuar para que la burbuja no se forme y evitar los efectos perniciosos que el estallido de una burbuja genera, efectos sobre la economía y efectos redistributivos no deseados”,  dijo a RPP Noticias.

Sin embargo, Perea señaló que si al final no se presenta el fenómeno de la burbuja inmobiliaria, entonces las medidas preventivas que se tomaron serían contraproducentes.

“Entre estos dos extremos está el debate. ¿Se debe actuar o no? Si se actúa preventivamente podemos evitar un problema, pero el costo podría ser que si no hubo burbuja estaríamos sobre reaccionando frente a una situación que no lo amerita”.

Perea dijo que esta sobre reacción inhibiría la demanda potencialmente sostenible de viviendas y retardaría el cierre del amplio déficit habitacional que existe en el mercado.

Precios  fundamentales de mercado

De otro lado, el jefe de Estudios Económicos del BBVA Continental señaló que los precios de las viviendas aún están dentro de los valores fundamentales que rigen el mercado           

“La preocupación (sobre una burbuja) es legítima. Hemos visto desde el año 2006 un incremento relativamente rápido de los precios de las viviendas, pero que de acuerdo a un estudio que sacamos hace unos tres meses no reflejan un desvío respecto de lo que nosotros estimamos como el valor de equilibrio, el valor determinado por los fundamentos del mercado”, expresó.

Sin embargo, dijo que se espera que en los próximos meses se modere el ritmo de crecimiento del precio de las casas.

“Lo que nos preocuparía hacia futuro es que la velocidad de incremento del precio de la vivienda siga el mismo ritmo que hemos visto en los últimos 5 o 6 años, eso sí sería preocupante, pero hay ciertos indicios que sugieren que la velocidad de incremento se va a ir moderando”, expresó.

Según la consultora Maximixe, los precios actuales de las casas se sostienen porque la demanda es alta y comparados con otros países, los precios aún son bajos   

“El precio de las viviendas están dentro de los valores fundamentales, dado que hay una demanda por vivienda, hay un aumento sostenido de los ingresos de los hogares que ahora pueden pagar esos precios”, indicó Herbert Mayo, coordinador de Estudios Económicos de Maximixe.

Añadió que nuestros precios “están por debajo de países como Chile, Uruguay, México y Colombia, que son los más parecidos a nosotros”.

Mayo estimó que el déficit de vivienda en el Perú es de 2.1 millones de unidades y se proyecta que los precios seguirán al alza este 2013, aunque a un ritmo menor.