Perú colocó bonos soberanos por US$2,500 millones

La operación en soles creó una nueva referencia a 15 años a una tasa cupón de 5.40% (Bono Soberano 2034), y otra en dólares a 11 años a una tasa cupón de 2.84% (Bono Global 2030), con las tasas más bajas para el Perú en una emisión internacional.

Con esta colocación de bonos Perú busca pagar menos intereses. | Fuente: Andina

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) colocó bonos soberanos en el mercado internacional por US$2,500 millones, con tasas mínimas históricas, en soles y dólares.

El MEF realizó  una operación integral de deuda a través de una oferta internacional con la creación de una nueva referencia en soles, con el Bono Soberano 2034, y otra en dólares con el Bono Global 2030, a fin de intercambiar y prepagar bonos soberanos y globales, y prefinanciar parcialmente los requerimientos financieros del Año Fiscal 2020. 

"El resultado integral de la operación de colocación de Bonos genera ahorros importantes para el país por los menores pagos de interés y la mejora del perfil de deuda; asimismo, contribuye a solarizar el portafolio de deuda. La fuerte demanda de títulos de deuda emitidos por el Perú refleja la confianza de los inversionistas en la solidez de los indicadores macroeconómicos y fiscales y en la profundización del desarrollo del mercado de deuda pública", explicó el MEF en un comunicado. 

El nuevo Bono Soberano 2034 fue emitido a una tasa cupón de 5.40%, por un monto aproximado de S/ 5,800 millones (US$ 1,750 millones), la tasa más baja en soles registrada por el país en una emisión internacional. Se registró una fuerte demanda por parte de los inversionistas, mayor a los S/ 20 mil millones, constituyéndose una nueva referencia a 15 años en la curva de rendimientos en moneda local.

Por otro lado, la emisión del nuevo Bono Global 2030, por US$ 750 millones a una tasa cupón de 2.84%, constituye también la tasa más baja en dólares en una emisión internacional con una demanda mayor a los US$ 4 mil millones.

Asimismo, el diferencial (spread) de la tasa de emisión frente a la tasa de rendimiento de los US Treasuries a 10 años, fue de 75 puntos básicos y constituye el diferencial de deuda en dólares más bajo de un emisor soberano en la región Latinoamericana de similar duración.

Ello significó que por primera vez un país Latinoamericano registre una prima negativa por nueva emisión, lo cual disminuye la percepción de riesgo de la República.

La transacción integral de deuda tuvo por finalidad financiar el intercambio y recompra de Bonos Globales, en US$ 2025, 2027, 2033 y 2037 y en EUR 2026 y 2030, así como del Bono Soberano 2023; y, prefinanciar parcialmente los requerimientos financieros del Año Fiscal 2020.

La operación forma parte de la implementación de la Estrategia de Gestión Integral de Activos y Pasivos que viene implementando el Ministerio de Economía y Finanzas orientado, prioritariamente, a incrementar el nivel de solarización de la deuda pública del país.

¿Qué opinas?