Salón del automóvil de Ginebra se abre con un centenar de primicias

El 80º Salón de Ginebra recibe a 250 expositores de 30 países que representan a unas 700 marcas, según los organizadores.
Foto EFE
El salón de Ginebra, primera gran cita en Europa en 2010, para el sector automotor, presenta a partir del martes un centenar de "primicias" mundiales o europeas en un contexto más bien difícil para los constructores.

Las primas al desgüace permitieron apoyar el mercado europeo del automóvil en 2009, pero su próxima supresión o reducción abre la posibilidad de una caída de las ventas en el segundo semestre del año, incluso si en Estados Unidos y Asia las cifras deberían ser positivas, según las proyecciones de los constructores.

En este contexto de incertidumbre, los grupos automotores continúan la renovación y extensión de sus gamas con un buen número de novedades o autos conceptuales para seducir al público.

En ese marco, Ginebra servirá de presentación para vehículos eléctricos e híbridos, así como también innovaciones tecnológicas.

Pero el salón también estará marcado por los problemas de Toyota, que se vio obligado a retirar del mercado unos 9 millones de autos en todo el mundo.

El 80º Salón de Ginebra recibe a 250 expositores de 30 países que representan a unas 700 marcas, según los organizadores, que esperan entre 650.000 y 700.000 visitantes del 4 al 14 de marzo, tras las tradicionales jornadas dedicadas a la prensa.

Para el analista Bertrand Rakoto, de RL Polk, los constructores automotores quieren esforzarse en enviar un mensaje a pesar de la crisis: "Seguimos aquí, seguimos vivos y seguiremos haciendo bellos automóviles, ya sea de gama deportiva o con un poco más de diseño".

Además del acento puesto en los últimos años en el medio ambiente y la seguridad, los constructores podrían querer revivir el "placer del automóvil", según este analista.

En ese sentido, Renault va a presentar su pequeña cupé Wing, derivada del Twingo, mientras que Peugeot debe revelar su prototipo "5" con motor híbrido diesel, un auto que reemplazaría al modelo 407 y que marca sus ambiciones en el segmento de los autos de alta gama.

"No hay razón para que el placer no siga siendo un valor central en el automóvil", coincidió el experto Carlos da Silva, del gabinete IHS Global Insight.

Pero "será aún un salón marcado por el color verde y ecológicamente responsable", agregó.

"Seguiremos en la línea de los últimos dos años con reflexiones sobre vehículos un poco más chicos, un poco más compactos, muy centrado en el ahorro y el CO2", dijo Carlos da Silva.

"Incluso en los stands de Porsche o Ferrari es necesario que presenten modelos coherentes con la época", continuó.

De hecho, la marca de autos deportivos alemana presentará un modelo 911 GT3 de competición con un motor híbrido a combustible y electricidad, mientras que la casa italiana dará a conocer un prototipo de su 599 en versión híbrido.
AFP