Telefónica afirma que en Perú existe un sistema que sanciona de forma injusta y desproporcionada a quienes tienen una discrepancia legítima con la Sunat por temas interpretables. | Fuente: SUNAT

Telefónica deberá pagar a la Sunat alrededor de S/700 millones tras el fallo de la Corte Suprema que le dio la razón al Estado peruano en uno de los 12 procesos judiciales que mantiene con la compañía.

A favor de Sunat 

Luego de 14 años de un proceso judicial entre Telefónica del Perú (TdP) y el Estado peruano a través de la Sunat, la Corte Suprema en última instancia y de manera definitiva, le dio la razón a la administración tributaria, en dos de los cinco reparos (observaciones) en el caso de las acotaciones tributarias que cuestionó la compañía y que corresponden al ejercicio fiscal del año 2000.

El Poder Judicial declaró infundada la impugnación de Telefónica sobre dos reparos (cargas financieras “carve out”, relacionadas a su forma de financiamiento; y la deducción tributaria “overhead”, que el fisco consideró como una aplicación incorrecta de normas contables).

“El proceso que se ha resuelto la semana pasada tiene que ver con un caso que es de aproximadamente 700 millones de soles, ese es el monto que está en cuestionamiento. El proceso tiene cinco reparos. En última instancia, la Corte Suprema le dio la razón a la administración tributaria en dos. Respecto de los otros tres puntos, dos de ellos deberán tener un nuevo pronunciamiento por parte de la Corte Superior y uno de ellos por el Tribunal Fiscal”, sostuvo la jefa de la Sunat, Claudia Suárez.

Cobranza no exigible

La titular del ente tributario explicó que el monto de la deuda total del referido expediente aún no es exigible de manera coactiva, pero que nada impide que la empresa pague por aquellas observaciones en las que el pronunciamiento ya es definitivo.

"La cobranza todavía no es exigible coactivamente, pero la empresa está en posibilidades de pagarla el día de hoy si es que decidiera hacerlo, porque hay un pronunciamiento en última instancia”, agregó a su salida del foro “Promoviendo la Competitividad”, organizado por la Escuela de Postgrado de ESAN y la ONG Contribuyentes por Respeto.

¿Qué opinas?