Venta de viviendas seguirá activa por alta demanda insatisfecha

La demanda insatisfecha permite que Perú esté lejos de experimentar alguna "burbuja inmobiliaria" tal como la ocurrida en Estados Unidos, y que generó una crisis en ese país.


El dinamismo en la venta de viviendas en Perú seguirá muy activa este año debido a que existe una demanda insatisfecha muy alta, afirmó hoy el gerente de Operaciones de Coinsa, Alvaro Valdivia.

Asimismo, subrayó que esa demanda insatisfecha permite que Perú esté lejos de experimentar alguna “burbuja inmobiliaria” tal como la ocurrida en Estados Unidos, y que generó una crisis en ese país.

Señaló que para este año se espera un aumento de hasta diez por ciento en el precio de los materiales de construcción, pero no afectará el dinamismo que tiene la venta de viviendas y departamentos en Perú.

“En enero y febrero no hubo mucho incremento pero se espera que el resto del año sí haya incremento en los materiales de construcción, los cuales podrían aumentar entre cinco y diez por ciento, seguramente eso será trasladado a los precios finales”, indicó.

Mencionó que el aumento de los precios de los materiales no será similar al registrado en el 2008, pero dependerá del comportamiento de los insumos en el exterior.

“Ahora hay una inflación mundial en los precios de los materiales de construcción como el acero, fierro y el cobre”, explicó.

Por otro lado, dijo que Coinsa está ejecutando siete proyectos de construcción (vivienda, comercial e infraestructura, entre otros) y tiene en cartera ejecutar cinco proyectos adicionales.

Coinsa es una de las seis constructoras que formaron hoy el Capítulo Peruano del Lean Construction Institute (LCI) con la finalidad adoptar los principios y técnicas de esta filosofía nacida en Estados Unidos y que permite elevar el nivel de profesionalismo y eficiencia de las empresas constructoras.

“Este es un momento propicio dado el crecimiento que tiene la construcción en Perú para que esta filosofía no sea de unas cuantas empresas sino que sea promovida para que se adopte en todo el sector de la construcción de Perú”, refirió.

El Capítulo Peruano del LCI está presidido por Graña y Montero y conformado por las constructoras Coinsa, Copracsa, Edifica, Marcan, Motiva, y también la Universidad Católica del Perú.

La fundación del capítulo peruano tiene como objetivo principal promover la difusión del LCI en toda la industria porque genera beneficios a las empresas y todo el país, ya que al mejorar los estándares de productividad se tienen mejores costos en todo tipo de construcción u obras, y tendrán un efecto en los precios finales, dijo.

Finalmente, Valdivia detalló que en Perú existen alrededor de 500 empresas constructoras, las cuales pueden adoptar la filosofía LCI y mejorar sus niveles de productividad.

ANDINA