El 90 % de casos de cáncer de mama detectados temprano pueden curarse

Cuando el cáncer se encuentra en una fase avanzada sólo el 2% se recupera. La mamografía puede detectar el cáncer de mama mucho antes que sea palpable a través de un autoexamen o por la revisión de un médico especialista.

La mamografía es el principal método de despistaje de cáncer de mama, ya que permite detectar lesiones o anomalías malignas de forma más temprana. Es así que según un estudio del National Institute of Health, institución de salud de Estados Unidos EE.UU., se estima que el 90 % de mujeres con cáncer de mama detectados en etapa temprana pueden curarse.

“El cáncer de mama es la principal causa de mortalidad en las mujeres a nivel mundial, y en el Perú, es la segunda; por ello la Clínica Internacional ha creado la Unidad de Diagnóstico Integral de la Mama (UDIM), la que utiliza la más moderna tecnología a nivel de Perú y Latinoamérica en la detección precoz del cáncer de mama”, comentó la doctora Liana Falcón, jefe de la UDIM.

Una vez iniciada la enfermedad, el autoexamen puede detectar el cáncer después de 4 años, mientras que un médico especialista lo puede hacer después de 2 años; sin embargo la mamografía lo puede detectar hasta dos años antes de que el tumor o bulto se haga palpable a través de un autoexamen o antes de que los síntomas aparezcan.

“Cuanto más pequeño sea el tumor y detectado en una fase temprana, mayores son las probabilidades de recuperación, he ahí la importancia de un diagnóstico temprano. No podemos evitar que se produzca esta enfermedad, pero sí podemos curarla con una detección oportuna, evitar cirugías mutilantes o tratamientos agresivos y reducir el índice de mortalidad”, precisó la experta.

Dentro de los equipos que forman parte de la UDIM, en su mayoría de la marca Siemens, destacan el Mamógrafo por Tomosíntesis, el Ecógrafo con tecnología ABVS (Automated Breast Volume Scanner) y el resonador magnético; los cuales por su alta tecnología permiten diagnósticos mucho más precisos, a través de la detección de lesiones por más pequeñas que sean. No menos importante son otros equipos de la UDIM entre los que resaltan la Mesa Prona de biopsia, el Mammotome, el dispositivo Trucut y el equipo para localización de lesiones mediante resonancia magnética, los que permiten extraer biopsias a las pacientes que lo requieran con procedimientos mínimamente invasivos, sin necesidad de pasar por el quirófano.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la proyección mundial es que 1’200.000 mujeres se verán afectadas por el cáncer de mama cada año, perteneciendo un 18% a las mujeres de América Latina. “Parece ser que no hay manera de evitar que se produzca cáncer de mama en las mujeres. Esto se encuentra en aumento lo cual estaría asociado por ejemplo a que los hábitos reproductivos de la mujer están cambiando, se pospone más la maternidad, no se tiene tiempo para la lactancia, el estrés, la obesidad, el fumar, entre otros factores de riesgo”, explicó la doctora Falcón.