Empresario quiere evitar "mártires del trabajo". | Fuente: hrpayrollsystems.net

La compañía de marketing y publicidad estadounidense SteelHouse quiere que sus trabajadores tengan buenas vacaciones y les paga US$ 2,000 para que hagan lo que quieran y donde quieran. La única condición es que sea legal, según una nota de Business Insider.

“El modelo se basa en confianza y ambición... Quiero que te vayas a algún lado y disfrutes”, explica el CEO Mark Douglas. El trabajador puede pedir un reembolso de hasta US$ 2,000 para pagar sus gastos de vacaciones anuales e incluso puede usar la tarjeta de crédito de SteelHouse para reservar sus pasajes de avión. No puede quedarse y recibir el dinero, debe viajar.

Los resultados han sido positivos. En tres años tan solo 5 de los 250 trabajadores dejaron la compañía, tres de ellos por causas ajenas al trabajo. Douglas quiere que la experiencia sirva a muchos de sus empleados jóvenes para que implementen modelos parecidos cuando funden sus propias empresas.

El equipo de SteelHouse celebrando en el yate de la empresa. | Fuente: SteelHouse
Mark Douglas fue uno de los fundadores de Oracle. | Fuente: SteelHouse
Sepa más:
¿Qué opinas?