Intercambio electrónico de documentos mejora rentabilidad comercial

El EDI (Intercambio Electrónico de Documentos) permite no solo agilizar procesos, sino también, mejorar su relación, evitar errores y reducir costes; mejorando su rentabilidad comercial.
El llamado EDI permite evitar errores, tener mejor relación entre empresas y mayor rentabilidad

Disminución de errores o costes administrativos derivados de la automatización de los procesos; mejora de la gestión del negocio derivada de la información en tiempo real que proporciona; o la optimización de los recursos humanos, son algunos de los beneficios de introducir el EDI (Intercambio Electrónico de Documentos) en la actividad empresarial del Perú.

El EDI ha transformado la gestión de diversos departamentos como compras, logística, almacén, finanzas, etc., al abrir un nuevo canal de comunicación compartido que abarca desde el pedido hasta la factura electrónica, que se ha posicionado como un documento clave, brindando la oportunidad de poder llegar de forma sencilla, segura y estándar a todos los clientes/proveedores. De igual manera, la trazabilidad que aporta ha permitido a los responsables de facturación poner en marcha sistemas de aprobación automáticas de facturas sin necesidad de supervisión manual. Con lo que se ha conseguido un mayor control de las deudas y cuentas a cobrar.

ANTECEDENTES

Antes de la implantación del EDI, el intercambio de documentos entre las empresas se basaba en el uso del correo postal (para la recepción de facturas) y del fax (para envío de pedidos), lo que hacía que la comunicación entre las partes fuera muy lenta, los errores frecuentes y no se pudiera realizar un seguimiento certero de los documentos. El correo electrónico palió alguno de estos inconvenientes pero agudizó otros como la falta de seguridad e integridad típicas de esta tecnología.

Según diferentes estudios, el EDI permite reducir en un 3% los costes de producción y en un 75% las roturas de stock. Además, reduce los plazos de entrega, los costes administrativos en el tratamiento de pedido y/o factura, los errores en las entregas y los tiempos de espera de los operadores logísticos.

Los beneficios del EDI van mucho más allá de la mejora logística o de facturación ya que aporta importantes mejoras en la gestión de las ventas. El intercambio de ciertos documentos tales como el informe de ventas ayuda a planificar la producción, permite conocer de primera mano las ventas del equipo comercial y genera un dibujo geográfico de quién vende más y dónde las campañas realizadas han tenido un mayor impacto; de tal manera que se ha conseguido una mayor visibilidad de las tendencias de consumo en el mercado.


¿Qué opinas?